Bolivia exige que Chile cumpla con el desminado en la frontera
Share this on

Bolivia exige que Chile cumpla con el desminado en la frontera

El presidente de Bolivia Evo Morales vigila de cerca la labor de Chile respecto al desminado de la frontera entre ambos países. Es así que el gobierno de Michelle Bachelet decidió invitar a ese país a su territorio para verificar las tareas que hasta hoy en día se han adelantado en la materia.

Una de las grandes preocupaciones de Morales es que la nación vecina no cumpla con lo pactado en la Convención sobre la Prohibición del Empleo, Almacenamiento, Producción y Transferencia de Minas Antipersona y sobre su Destrucción. Considerada tratado internacional, la llamada Convención de Ottawa fue firmada por 133 Estados que se comprometieron a trabajar en pro de esta iniciativa.

Algunos de los países ratificantes son Chile, Bolivia, Perú y Argentina, que tienen por delante la tarea de erradicar en su totalidad las minas antipersonales en sus territorios para 2020. Como resultado de este compromiso, la Comisión Nacional de Desminado (CNAD), que depende de la Presidencia de la Nación, también contempla ciertas políticas que permiten no solamente prevenir sino también asistir a las personas que han resultado víctimas de las minas.

Durante los últimos días de noviembre la capital de Chile, Santiago, ofició como sede de la XV reunión de la Convención de Ottawa. Del encuentro participaron “400 delegados que representan a más de 80 naciones para medir los avances en el desminado, la destrucción de arsenales de minas antipersona y la asistencia a las víctimas”, indicó el organismo oficial.

Uno de los participantes fue el titular de la CNAD, el Coronel Rodrigo Ventura Sancho, quien exaltó la logística que se ha tejido en pro de contribuir al desminado del país. En su intervención aseveró: “Tenemos personal que trabaja en la parte norte del país, específicamente en las regiones de Arica y Perinacota, Tarapacá y Antofagasta, y en el sur, en las regiones de Magallanes y Antártica Chilena”.

En ese marco la comisión de Bolivia aprovechó para solicitarle a ese organismo el envío de un grupo de expertos para asegurar el desminado en el territorio fronterizo. Fue justamente en ese encuentro que las autoridades de Chile aseguraron haber completado más del 70 por ciento de la labor, información que no convenció al mandatario Morales.

En información del diario La Razón el presidente de Bolivia cuestionó la labor que adelanta Chile porque en principio las autoridades tenían hasta el 2012 plazo para erradicar las minas sembradas en la frontera. Posteriormente, solicitaron que se extendiera el periodo 8 años más. A su vez ese medio publicó que según las cifras que maneja el gobierno de Bachelet, al 28 de noviembre de este año ya “se han destruído 146.460 minas y liberado 16 millones de metros cuadrados de territorio de minas antipersonal y antitanque”.

Luego del encuentro en la Convención de Ottawa desde su cuenta oficial de twitter, Morales aseveró:

En lo que respecta a la invitación que recibió Bolivia, el ministro de Defensa Reimy Ferreira aseguró en una rueda de prensa que el país recibe con gusto ese ofrecimiento porque lo considera como una de las maneras de garantizar que lo propuesto por las autoridades de Chile sea cumplido a cabalidad.