Bolivia rechaza la violencia de género a través del arte
Share this on

Bolivia rechaza la violencia de género a través del arte

Un festival de Hip Hop fue organizado en La Paz, Bolivia, como medio para crear conciencia sobre la violencia de género y la discriminación, cada vez son más visibles. El encuentro que reunió a diferentes artistas de talla nacional e internacional donará el dinero recaudado a una entidad que trabaja por el empoderamiento del género femenino en Bolivia.

El cantante de rap Nico Nekaone y un equipo de más de diez personas lograron reunir a cerca de 13 artistas de cinco países diferentes en un evento autofinanciado por sus organizadores. Durante la jornada desde las líricas y hasta los graffiti estuvieron en sintonía con la temática social. Frases como: “A la mujer ni un dedo encima si no es para acariciarla”, se hicieron eco entre los asistentes.

El denominado ‘Festival Hip-Hop Latinoamérica’ abrió sus puertas en el salón Fantasio, en donde el público pudo disfrutar del arte del graffiti, la música, los deejays, el popular baile del break dance, entre otros.

La destinataria de los recursos será la Fundación Apthapi – Jopuet, creada en el 2005 después de que el presidente Evo Morales asumiera la presidencia de Bolivia. De acuerdo a la página web, funciona como un “fondo femenino que moviliza recursos económicos para iniciativas de organizaciones plurales y diversas de mujeres bolivianas”.

Algunos estudios han revelado que la violencia de género golpea fuertemente a Bolivia. Por ejemplo, en el mes de noviembre diferentes instituciones como la Defensoría del Pueblo se reunieron con el mandatario Morales para solicitarle que a raíz de esta problemática social sea declarada la alerta nacional.

La magnitud de esta situación es tal que la Fiscalía General de la Nación dio a conocer en los últimos días de noviembre que entre enero y octubre se han registrado 94 casos de feminicidio. El director nacional de Protección a Víctimas y Testigos, Walter Vizcarra, declaró que ya “se han concretado 18 sentencias condenatorias, cinco se extinguieron por muerte del imputado y el resto se encuentran en etapa de investigación”.

Asimismo la Institución judicial sostuvo que la mayoría de los episodios de violencia de género se registran en la capital del país, La Paz. Lo preocupante es que según las las cifras que divulgó el diario La Razón, en la primera encuesta de Prevalencia y Características de la Violencia contra las mujeres, realizada en Bolivia, al menos una de cada tres mujeres justifica la situación vivida.

Luego de los datos recolectados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), se logró establecer que “ la infidelidad, salir mucho, hablar con otros hombres”, son algunas de las excusas que utiliza el género femenino para ocultar la gravedad de la agresión. Es decir que de cierta manera algunas víctimas consideran el delito como una conducta normal.

Aunque para muchos el rol que representa la educación es fundamental, la misma por sí sola no es suficiente. No se trata de inculcar patrones de conducta sino también de fomentar políticas más inclusivas y justas que permitan a la mujer sentirse en definitiva dueña de su propia vida.