Embargan y procesan por corrupción a Cristina Fernández de Kirchner
Share this on

Embargan y procesan por corrupción a Cristina Fernández de Kirchner

A la expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner se le formularon cargos de corrupción por la concesión indebida de contratos de obras viales; un caso en el que un secretario de obras públicas fue arrestado mientras trataba de esconder millones de dólares en un convento.

Un juez federal les acusó a ellos y a otros funcionarios de la administración Fernández por crímenes “incluyendo la apropiación deliberada de fondos principalmente destinados a obras de carreteras públicas”.

Además, la justicia resolvió embargar sus bienes por unos 10 mil millones de pesos argentinos (más de 600 millones de dólares), de acuerdo con el diario Clarín. El empresario Lázaro Báez, quien según ese medio habría sido el directo beneficiado con la concesión de las obras por unos 3 mil 300 millones de dólares, también se encuentra acusado en el mismo proceso.

Las acusaciones de corrupción han girado en torno a Fernández y su esposo y predecesor, el fallecido Néstor Kirchner. Ella ha negado los cargos y acusa al actual mandatario argentino, Mauricio Macri, de usar a los tribunales para perseguirla.

El caso inició en junio, cuando el ex secretario de obras públicas de Fernández, José López, fue arrestado mientras lanzaba bolsas llenas de millones de dólares sobre las paredes de un convento católico en las afueras de Buenos Aires.

Vea después: Detienen a un exfuncionario cercano a los Kirchner enterrando bolsas de dinero.

López comenzó a lanzar el dinero al convento de Nuestra Señora de Fátima cuando las ancianas monjas tardaron en atender su llamado a la puerta en las primeras horas de la madrugada del 14 de junio, según un vecino que fue testigo de las maniobras del hombre y llamó al 911.

López y su jefe directo, el ex ministro de Planificación Julio De Vido, fueron procesados junto con Fernández el martes. El supuesto desmantelamiento de proyectos viales tuvo lugar en la provincia patagónica de Santa Cruz, donde vive la expresidenta.

La sentencia dijo que los delitos ocurrieron hasta el 9 de diciembre de 2015, el último día de Fernández como presidente después de ocho años en el cargo. No se ha emitido ninguna orden de arresto para ella, pero López ya está encarcelado por cargos de lavado de dinero.

En mayo, Fernández fue acusada de “administración infiel en detrimento de la administración pública”. Durante su administración, según los cargos, el banco central presentó significativas pérdidas de dinero en el mercado de futuros justo antes de una devaluación esperada de la moneda argentina.

Fernández, jefe de la facción izquierdista del peronismo, es venerada por millones de argentinos por sus generosos programas de bienestar. No obstante, también es denunciada por otros, que la acusan de destruir la economía argentina, la tercera más grande de América Latina, con el despilfarro de los gastos estatales y la mala administración del comercio y la moneda local.

Con información de Reuters.