Exmiembro de ETA fugado hace 30 años ahora será profesor en Cuba
Share this on

Exmiembro de ETA fugado hace 30 años ahora será profesor en Cuba

Luego de 31 años en el anonimato, salió de su escondite en Cuba un ex integrante del grupo Euskadi Ta Askatasuna, más conocido como ETA. Joseba Sarrionandia, que se fugó en 1985 de la cárcel española de Martutene, ahora se dedicará a la enseñanza superior.

Tras ser condenado a 20 años de prisión por pertenecer a esa agrupación terrorista, Sarrionandia emprendió su huída hacia Cuba, en donde ha permanecido todo este tiempo en el anonimato. Sin embargo, el fugitivo hará parte ahora del equipo de docentes de la Universidad de la Habana en las cátedras de Lengua y Cultura Vasca. Esto es posible debido a que las causas en las que el también escritor estaba involucrado ya prescribieron.

Luego de su aparición en público, el exintegrante de ETA aseguró estar teniendo “una vida normal en Cuba”, tal como recogió Cubanet. Aunque al igual que Sarrionandia, se estima que en Cuba hay por lo menos veinte exmiembros de la ETA, ese país ya no es considerado refugio para miembros de estos grupos.

Y es que las políticas de reciprocidad que la isla estableció desde hace un tiempo con España y Estados Unidos para hacer frente a este tipo de agrupaciones terroristas, ha permitido la extradición de varios miembros particularmente de ETA.

Ya a principios del 2015, el gobierno de Cuba sostuvo un encuentro con el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. Luego de esa reunión, Cuba fue retirado del listado de los países patrocinadores del terrorismo en el mundo por considerar que en realidad no colaboraba con la causa de los grupos extremistas como tal, sino que permitía el establecimiento de algunos de sus integrantes, en su territorio.  

La anterior situación facilitó el acercamiento entre ambos países ya que el mandatario estadounidense, en su interés por restablecer las relaciones, reconoció en su momento que el gobierno de Raúl Castro no impulsaba políticas terrorisras, al contrario del de Fidel Castro, quien constantemente fue relacionado con este tipo de organizaciones.

Fue así que los miembros del ETA se vieron obligados a buscar un nuevo hogar, y muchos se instalaron en Venezuela. Para el portal La Información, con Nicolás Maduro ese país “se ha convertido en el nuevo santuario de ETA en Latinoamérica y allí se han refugiado etarras peligrosos y perseguidos por la Justicia española”.

Ese medio añade que algunos integrantes del ETA que residen en Venezuela gozan de “un sueldo público” y a su vez hacen una vida normal. Por ejemplo, el fugitivo José Ignacio de Juana Chaos, quien fue condenado en Irlanda a 20 años de prisión por el asesinato de al menos 25 personas, ya cuenta con un negocio propio; una venta de licores que administra junto a su esposa.  

No es la primera vez que Venezuela es señalado de recibir a participantes de grupos terroristas como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el ETA. Este último grupo independentista decidió firmar en España el cese definitivo del fuego en el 2011.