Más de un centenar de inmigrantes de Haití fueron detenidos en Guatemala
Share this on

Más de un centenar de inmigrantes de Haití fueron detenidos en Guatemala

Las autoridades de Guatemala detuvieron en los últimos días a más de 100 inmigrantes de Haití que planeaban viajar hacia Estados Unidos. La mayoría por supuesto son ciudadanos que no pierden la ilusión de cumplir el sueño americano, aún cuando el nuevo presidente de Estados Unidos promete endurecer la política migratoria.

Chile, Ecuador, Cuba, México son algunos países que registran una gran cantidad de inmigrantes de Haití que muchas veces acampan en plazas públicas a la espera de que las autoridades les faciliten su acceso a Estados Unidos. Al respecto, el gobierno de Michelle Bachelet resolvió recientemente iniciar una investigación a la aerolínea Latin American Wings por presunto tráfico de personas.

Casi a diario el aeropuerto internacional Arturo Merino Benitez de la capital chilena recibe a un numeroso grupo de ciudadanos de Haití que esperan deseosos el arribo de sus familiares y amigos que viajan en uno de los vuelos proveniente de países como República Dominicana. “Una vez superados los controles migratorios, estos turistas se integrarán a una colonia que, en 2017, se proyecta que alcance las 48 mil personas”, expuso el diario La Tercera. De estos, menos de 2 mil cuentan con una radicación definitiva. 

En el caso de Guatemala, la detención se registró en el municipio de Esquipulas en la frontera con Honduras. Allí cerca de 128 personas de Haití, Brasil, Cuba, Camerún y Guinea fueron capturadas cuando intentaban seguir camino a Estados Unidos. Dentro del grupo habrían  11 menores de edad.

Ya en la primera semana de diciembre la policía había interceptado a más de 200 inmigrantes, en su mayoría también de Haití. Por tratarse de personas indocumentadas, la Institución procede a resguardarlos en un refugio perteneciente a la Dirección General de Migración mientras inicia el trámite oficial para deportarlos a su país de origen.

En otros países como México la situación es aún más complicada ya que por su cercanía se ha convertido en el lugar más frecuentado por los inmigrantes.  El diario Jornada indicó que cada día 250 ciudadanos de Haití ingresan al país, 6.500 están varados en la frontera con Estados Unidos y se espera que la cifra aumente a 8000 teniendo en cuenta la cantidad de personas que aguardan en Panamá, Costa Rica y Nicaragua.

Además de su aguda crisis política y humanitaria, Haití ha tenido que lidiar con epidemias e inclemencias de la naturaleza; huracanes y temblores que se han hecho sentir con fuerza en la última década. Esta situación ha provocado que cientos de inmigrantes que abandonan lo poco que tienen con la plena ilusión de encontrar una mejor vida en otra nación. Unas 50 mil personas aún viven en Haití en improvisados refugios de madera.

En el 2010 un feroz terremoto de magnitud 7 en la escala de Richter se cobró la vida de miles de personas y provocó a su paso una masiva destrucción del país. Cuando aún ni siquiera se han logrado recuperar de este fatal acontecimiento, se sumó este año la visita del Huracán Matthew que provocó más de 500 muertos, decenas de desaparecidos y aún más estragos en las precarias edificaciones de Haití. Estos hechos agudizaron la crisis humanitaria que sufren sus nacionales dentro y fuera del país.