Indicios preeliminares apuntan a una cadena de errores e irregularidades en siniestro del Chapecoense
Share this on

Indicios preeliminares apuntan a una cadena de errores e irregularidades en siniestro del Chapecoense

Las investigaciones sobre el accidente aéreo que terminó con la vida de 71 personas —incluido el grueso del plantel del Chapecoense- en las montañas de Colombia todavía están en curso y aún falta por conocer mucho de manera oficial, empezando por la información de las cajas negras, para concluir algo en concreto sobre las causas que derivaron en el siniestro.

Sin embargo, desde ya se conocen detalles que permiten dilucidar  una serie de responsabilidades, errores e irregularidades que habrían propiciado el hecho. Comenzando por los estremecedores últimos minutos de comunicación de la aeronave en el aire con la torre de control del aeropuerto José María Córdova de Medellín, divulgados por la emisora Blu Radio, se evidencia que la aeronave cayó sin combustible:

“Falla eléctrica total, sin combustible”

El capitán también pidió permiso urgente para aterrizar antes de que el audio se callara. Fue entonces que el BAe 146, fabricado por BAE Systems Plc se estrelló contra una ladera de montaña junto a la ciudad de La Unión fuera de Medellín.

La autoridad de aviación civil colombiana confirmó la veracidad de las últimas palabras del piloto boliviano Miguel Quiroga. Freddy Bonilla, secretario de seguridad aérea de esa institución, agregó: “Cuando llegamos al lugar del accidente y pudimos inspeccionar los restos podríamos confirmar que el avión no tenía combustible en el momento del impacto”.

Sólo seis personas sobrevivieron, entre ellos un periodista, dos tripulantes y tres del equipo de fútbol Chapecoense que iban  a la final de la Copa Sudamericana, el mayor juego de su historia.

Las regulaciones de vuelos internacionales requieren que los aviones transporten suficiente combustible de reserva para que puedan volar durante 30 minutos después de llegar a su destino en caso de que necesiten circular antes de aterrizar o volar a otro aeropuerto.

“En este caso, por desgracia, el avión no tenía suficiente combustible para cumplir con las regulaciones de contingencia”, dijo Bonilla en Medellín. “Una de las teorías en las que estamos trabajando es que al no encontrar combustible en el sitio del accidente o en los tubos de alimentación, el avión sufrió por falta de combustible”.

El presidente ejecutivo de LAMIA, Gustavo Vargas, dijo el miércoles que es a criterio del piloto reabastecer en ruta. Dijo que el avión debería tener suficiente combustible por aproximadamente cuatro horas y media, más o menos dependiendo del clima.

“Las condiciones meteorológicas influyen mucho, pero tenía alternativas en Bogotá en caso de una deficiencia de combustible, podía ir a repostar, es una decisión que toma el piloto”, dijo Vargas a periodistas en Santa Cruz, Bolivia.

Bonilla dijo que las condiciones meteorológicas en Medellín en ese momento eran óptimas para un aterrizaje exitoso, aunque el reporte del clima evidencia que había borrascas aisladas en territorio colombiano.

Algunos también han cuestionado por qué Chapecoense fleta con esa compañía en lugar de usar una aerolínea comercial. Bolivia, donde se basa LAMIA, y el Reino Unido también envió expertos para ayudar a la sonda.

Primeras detenciones

De hecho las autoridades bolivianas detuvieron este martes al jefe ejecutivo de la aerolínea. Gustavo Vargas, director ejecutivo y otros dos empleados fueron trasladados a la oficina del fiscal en Santa Cruz por hasta ocho horas de interrogatorio antes de que los fiscales decidan si deben ser encarcelados.

El fiscal general boliviano, Ramiro Guerrero, dijo que la investigación inicial está en posible incumplimiento criminal de los procedimientos de seguridad. “Podría convertirse fácilmente en un caso de homicidio”, dijo.

El ministro boliviano del Interior, Carlos Romero, dijo que la controladora aérea boliviana Celia Castedo había evitado ilegalmente los controles migratorios al salir del país en un intento de huir de la justicia. Dijo que Castedo estaba siendo buscada como parte de una amplia investigación sobre viajes aéreos en ese país después del accidente del 28 de noviembre.

Fiscales federales de Brasil dijeron el lunes que la mujer había acudido a ellos en la ciudad fronteriza de Corumbá después de que la autoridad aérea boliviana la acusara de negligencia. La cadena de televisión brasileña Globo confirmó que Castedo estaba buscando asilo en Brasil y que había cuestionado un plan de vuelo que llevaría al avión a su límite el tiempo máximo de vuelo.

“No hay ningún argumento para justificar una solicitud de asilo”, dijo Romero. “Lógicamente, en un caso como éste debe haber un proceso de expulsión automática (de Brasil)”.

Las autoridades bolivianas suspendieron el jueves la licencia de LaMia y el gobierno de Bolivia ha reemplazado la administración de su autoridad de viajes aéreos para asegurar una investigación transparente.

Con información de Reuters.