Escándalo de corrupción de Odebrecht sacude a media América Latina
Share this on

Escándalo de corrupción de Odebrecht sacude a media América Latina

Políticos e investigadores de toda América Latina exigieron más información de la constructora brasileña Odebrecht después de que admitiera inmensos pagos de sobornos en la región por más de una década.

La empresa pagará por lo menos 3.500 millones de dólares en Brasil, Estados Unidos y Suiza como el caso con la mayor sanción por soborno después de que admitiera haber pagado a funcionarios para asegurar contratos de construcción lucrativos en 12 países.

Cerca de 80 ejecutivos y empleados también acordaron convertirse en testigos buscando rebajas de penas. Se espera que su testimonio proporcione aún más pruebas sobre los alcances del caso en varias naciones.

El presidente de Perú y un líder de la oposición venezolana dijeron que Odebrecht debía explicar los pagos en sus países. Ecuador abrió una investigación y el gobierno de Colombia pidió a la fiscalía general que avanzara con otra.

“Los fiscales tendrán que traer gente de Odebrecht aquí para explicar a quién pagaron este dinero”, dijo el presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, refiriéndose a los 29 millones de dólares que Odebrecht pagó a funcionarios de esa nación andina entre 2005 y 2014, abarcando tres presidencias.

Odebrecht y Braskem SA, la compañía petroquímica que posee conjuntamente con la petrolera estatal brasileña Petrobras, fueron acusadas de conspirar para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, originaria de los Estados Unidos (FCPA, por sus siglas en inglés), cuyo objetivo es disuadir a las compañías de sobornar a funcionarios en el extranjero.

La constructora dijo que pagó 439 millones de dólares fuera de Brasil, con las mayores entradas de sobornos en Venezuela, República Dominicana y Panamá. Fiscales brasileños criticaron a Panamá por no cooperar con su investigación.

La presidencia de Panamá dijo que apoyaba una investigación por parte de fiscales locales que “castigaría a las compañías y personas involucradas en estos actos”. La fiscalía nacional de Panamá dijo que estaba solicitando información a los Estados Unidos.

El descubrimiento de sobornos a políticos brasileños a través de contratos entre empresas estatales, principalmente Petrobras y conglomerados de ingeniería como Odebrecht, ha generado trastornos políticos y ha llevado a 80 condenas en Brasil. Más de 50 políticos están bajo investigación allí.

Caminos, túneles, metros

La familia Odebrecht floreció durante un auge económico en Brasil bajo los ex presidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff. Sus ejecutivos regularmente se codearon con las elites a través de toda América Latina.

Se convirtió en el conglomerado de ingeniería más grande de la región, construyendo partes de una carretera a través de la selva amazónica, túneles y subterráneos en las principales ciudades.

Los fiscales brasileños creen que su forma de hacer negocios en Brasil, donde se le acusa de pagar $2 mil millones en sobornos en los últimos 15 años, funcionó a nivel mundial.

Argentina y Perú ya habían abierto investigaciones a los contratos de construcción de Odebrecht por sospechosas de sobornos. Fiscales peruanos efectuaron un viaje de investigación a Suiza que entregó información sobre unas mil cuentas bancarias que estarían vinculadas al amplio escándalo de corrupción del país.

La policía brasileña dijo que Odebrecht pudo haber pagado sobornos al ex presidente peruano Ollanta Humala y a funcionarios argentinos, entre ellos un ex secretario de transporte.

Humala lo negó. Kuczynski, que no fue nombrado en la investigación brasileña pero fue primer ministro o ministro de Hacienda cuando Odebrecht aceptó sobornar a un funcionario de alto rango en 2005, dijo que no estaba involucrado en ningún esquema corrupto.

Vea después: Volverán a investigar al presidente de Perú por corrupción.

El procurador general de Ecuador, Galo Chiriboga, dijo que había solicitado información a Brasil y al Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El jefe de la Fiscalía Especial contra la Corrupción de Guatemala dijo a Reuters que ya había estado investigando sobornos de Odebrecht a un funcionario del gobierno, y el presidente Jimmy Morales dijo que el gobierno revisaría todos los contratos que le otorgaron.

El gobierno de México y la petrolera estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) dijeron que revisarían las acusaciones.

“La corrupción que hemos descubierto en Brasil fue sistemática y compleja, y el rol central de Odebrecht en ella es ahora obvio”, dijo el fiscal brasileño Carlos Lima a principios de este año. “Hemos encontrado que dondequiera que Odebrecht ha trabajado, ha habido un patrón de corrupción”, aseveró.

Con información de Reuters.