Volverán a investigar al presidente de Perú por corrupción
Share this on

Volverán a investigar al presidente de Perú por corrupción

La justicia de Perú decidió reabrir una causa que al parecer involucra al presidente Pedro Pablo Kuczynski, de 78 años, con un hecho de corrupción. Se trata de una investigación que reposa hace 10 años en el archivo en la que el mandatario es acusado de favorecer a la empresa Odebrecht de Brasil en concursos de licitación cuando oficiaba como primer ministro.

Esta situación se da a tan solo cinco meses de haber asumido el mandato del país y en medio de la oposición en el Congreso, que lo cuestiona por decisiones como la elección del ministro de Educación. El elegido fue un reconocido actor y abogado, con mayor experiencia en el mundo del arte que en el ámbito político, al punto que la conducción de esta cartera sería su estreno en el rubro.

Con base en lo anterior, el Parlamento analiza la posibilidad de dar marcha atrás a su juramento para censurarle en el cargo. Por si fuera poco, desde que tomó la administración del país, el jefe de Estado ha manifestado en varias oportunidades que luchará arduamente ante cualquier muestra de corrupción en Perú.

La Fiscalía General de la Nación ordenó ampliar la causa que también compromete al entonces presidente Alejandro Toledo en el hecho que tendría origen en el 2006. Ambos son acusados de haber modificado una ley para permitir que la firma Odebrecht entrará a participar en licitaciones de más de 500 millones de dólares.

La compañía internacional fundada por un grupo familiar en 1940 se dedica a diferentes rubros como Ingeniería, Construcción, Industria, Comercio, Tecnología e Innovación, entre otros. Por trayectoria ha recibido varios reconocimientos en Brasil y su prestigio la posiciona como líder de proyectos en más de 15 países del mundo.

Sin embargo, su renombre no le ha alcanzado para quedar fuera de la investigación más importante que adelanta hoy en Brasil, conocida como la ‘Lava Jato’; la misma que llevó a los exmandatarios Lula Da Silva y Dilma Rousseff a ser acusados de incurrir en el delito de corrupción, secundados por la empresa líder Petrobras, de acuerdo a la información suministrada por la Radio Programas del Perú (RPP).

La mega causa seguida desde el 2013 busca desenredar la red de lavado de dinero más grande en la historia de ese país. Diferentes compañías al igual que Odebrecht están siendo intervenidas por pagar presuntamente importantes sobornos. Esto con el único fin de obtener la concesión de proyectos tanto en el territorio nacional como en la región de América Latina.

En el caso de Perú, tanto Toledo como Kuczynski están en la mira por la carretera Interoceánica que une a ese país con Brasil y por el proyecto hidroenergético Olmos, ubicado en ese distrito, según divulgó el Diario Correo. Por otro lado, el medio informó que el fiscal Martín Salas Zegarra decidió reabrir la causa, pese a que su colega provincial Andrés Montoya había optado por no cursar una denuncia penal.