Por un campamento militar, Costa Rica denunció a Nicaragua ante La Haya
Share this on

Por un campamento militar, Costa Rica denunció a Nicaragua ante La Haya

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, resolvió denunciar a Nicaragua por la instalación de un nuevo campamento militar en la Isla Calero. El Comité Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya recibió el pasado lunes 16 la misiva con la que podría emitir sanciones por violación a la soberanía territorial.

Los uniformados se establecieron en la barra de arena que divide la frontera, específicamente en la playa de Isla Portillos, perteneciente a la Isla Calero. No es la primera vez que ambas naciones se enfrentan por disputas de esta índole. En el 2010 ya había ocurrido una primera invasión, luego de que el actual presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, decidiera dragar el río San Juan.

Frente a la instalación del nuevo campamento militar, el ministro de Relaciones Exteriores de Costa Rica, Manuel González, en entrevista con La Nación, reconoció: “Hicimos las gestiones diplomáticas en su momento, en los meses anteriores, para que lo retiraran, cosa que no ocurrió”. Asimismo, subrayó que en el 2015 el CIJ ya había declarado a la Isla Calero como territorio perteneciente a su país.

Y es que la reciente denuncia se instauró en medio del conflicto por la delimitación marítima, que desde el 2014 analiza el Tribunal de La Haya.

De acuerdo al diario La Prensa Libre, al momento de calcular los daños ocasionados en el 2010, Costa Rica consideró que eran de 6,7 millones de dólares, una suma que aún hoy en día Nicaragua se rehúsa a pagar porque la considera exagerada y no se condice con los hechos. Además, el plazo fijado para abonarla ya venció.

Por lo tanto, el mandatario Luis Guillermo Solís decidió solicitarle a ese organismo que la responsabilidad que tiene el país vecino por los hechos del 2010 y los recientes sea apreciada de manera conjunta. La Cancillería de Costa Rica divulgó en un comunicado que la propuesta tiene como fin no retrasar el dictamen sobre la delimitación marítima y lograr un acuerdo respecto al monto indemnizatorio que en total debería saldar Nicaragua, pues dentro de los 6,7 millones de dólares no está contemplada esta nueva infracción.

La draga del río San Juan en el 2010 estuvo comandada por Edén Atanacio Pastora Gómez, exlíder guerrillero y posterior delegado presidencial, quien en su momento supervisó la limpieza de la cuenca acompañado por un grupo de militares.

Según el presidente Solís, ese procedimiento provocó serios daños en el lugar. El jefe de Estado de Costa Rica sostiene que los humedales cercanos a la zona del río San Juan se vieron afectados por la cantidad de sedimento que fue depositado en su territorio y por el campamento que en ese entonces también levantaron los uniformados.

La resolución que emitió el Tribunal Internacional de La Haya en el 2015, no específico puntualmente la delimitación marítima de la barra de arena que se encuentra las inmediaciones de la playa de Isla Portillos, del lado de Costa Rica, y la ‘Harbour Head Island’, del lado de Nicaragua.