El fín de las bolsas plásticas en Buenos Aires
Share this on

El fín de las bolsas plásticas en Buenos Aires

El gobierno de la ciudad de Buenos Aires, en cabeza de Horacio Rodríguez Larreta, decidió iniciar el año con la suspensión del uso de bolsas plásticas en los supermercados y recintos del rubro. Desde hace un tiempo se venía cobrando su uso en las pequeñas y grandes cadenas de comercio. El precio de cada una rondaba los 0,25 centavos (menos de 0,02 centavos de dólar).

Si bien el valor en sí de cada una de las bolsas no era significativo, su uso favorecía tanto a las empresas fabricantes como a los dueños de los negocios. Por tal motivo, y ante la resolución que emitió el Gobierno de la Ciudad, los productores de las bolsas decidieron presentar una cautelar ante la justicia del país para frenar la medida. Sin embargo, el pedido fue rechazado.

Antes del dictamen, el gerente comercial de Needfor Plast S.A., Adrián Blanco, ya había advertido que, de no hacerse lugar a la solicitud, junto a las demás entidades y gremios procederían a denunciar al Gobierno de la Ciudad por daños y perjuicios. Por otro lado, en lo que respecta a las ‘ecobolsas’, Blanco criticó la propuesta por considerarla una contradicción.

En su declaración al diario Perfil, Blanco aseveró que “la ley que fue reglamentada por la Ciudad es un mamarracho” porque “prohíbe el uso de bolsas no biodegradables”. Esto teniendo en cuenta que para fabricar elementos que se puedan descomponer rápidamente en ambiente natural se requiere de sustancias como el almidón; producto que, a su juicio, es escaso a nivel mundial debido a su elevado precio.

En paralelo, el Gobierno de la Ciudad impulsó desde su página oficial la campaña de las bolsas ecológicas que los ciudadanos podrán reclamar de manera gratuita en los diferentes puntos de entrega que se han dispuesto en la capital de Argentina.

No obstante, ya hay quienes sacaron partido de esta situación y en sus locales pusieron a la venta bolsas de tela que en algunos casos llegan a los 400 pesos argentinos (más de 25 dólares).

Lo cierto es que uno de los lemas característicos del partido PRO, al cual pertenece Rodríguez Larreta, es “Ciudad Verde”. Bajo esta consigna se ha instalado un circuito totalmente gratuito de préstamo de bicicletas, y se ha ampliado el sendero exclusivo para las mismas, tal y como ocurre en otros países.

En consecuencia con su política ambientalista, el Gobierno de la Ciudad promociona la medida con comerciales como este:

“Vamos al supermercado y cuando vemos la cantidad de bolsas que entrega la cajera es fácil pensar: ¿Qué diferencia puede hacer que yo lleve la mía de tela? Pero un día vas y le decís: ‘No, gracias’, y sacás tu bolsa de tela contento de saber que esa bolsa se quedará allí y no 150 años bajo tierra”.

El ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, Eduardo Macchiavelli, se mostró entusiasta ante este cambio cultural y puntualizó en diálogo con Clarín: “Sabemos que este tipo de bolsas contamina el agua, tapa sumideros y afecta a la flora y fauna”.