Odebrecht devolvería a Perú parte de las ganancias obtenidas con sobornos
Share this on

Odebrecht devolvería a Perú parte de las ganancias obtenidas con sobornos

Luego del mega escándalo de corrupción que tiene en la mira a la firma Odebrecht, la Fiscalía General de Perú decidió entablar un acuerdo con la multinacional. Se trata del suministro de información que permitiría revelar la identidad de los responsables y además el pago de una parte de sus ganancias como producto de los sobornos recibidos durante años.

En la mesa de negociación instalada hace unos días, el fiscal anticorrupción Hamilton Castro se encuentra analizando la posibilidad de que al país le sea entregado un adelanto. La suma en sí, no constituirá la cantidad total y tampoco será recibida en carácter de indemnización, porque ésta no le compete pedirla al ministerio Público.

En medio de la investigación que adelanta la justicia de Perú, la actuación del gobierno de Pedro Pablo Kuczynski está en la mira. Bajo este panorama, Odebrecht decidió poner en venta su participación en un proyecto de cañerías en todo el país.

El gran interrogante radica en el hecho de si el Estado debería permitir o no que la transacción se concrete. Alguna de las empresas interesadas en realizar la compra son: China National Petroleum Corp. y Brookfield Asset Management Inc., que se encuentran en competencia, según recolectó el Diario Gestión.

En diálogo con ese medio, Carlos Rojas, quien es socio gerente de la compañía Andino Asset Management con filial en Lima, expresó que lo mejor que puede hacer en este caso el gobierno es ingresar “la participación de Odebrecht en una cuenta de garantía bloqueada hasta que concluya la investigación”.

La Radio Francia Internacional (RFI) aseguró que el adelanto que entregaría la multinacional sería de 9 millones de dólares. Además indicó que la cantidad de sobornos recibidos entre los años 2005 y 2014 asciende a unos 29 millones. Como producto de esta actividad ilícita la empresa habría obtenido 143 millones de dólares solamente en términos de ganancias.

“Esta plata que va a entrar va a ir a la Fiscalía para que se ocupe de mejorar todo el proceso acusatorio”: presidente Kuczynski.

Aunque otros países como Panamá y Ecuador optaron por cancelar todos los contratos que mantenían con la constructora y buscan aislarla de las instituciones públicas, el mandatario de Perú aún no cierra la puerta.

Pese a que aún se investiga si el proyecto del ducto también hace parte del raid de sobornos y corrupción, Kuczynski deja entrever que por ahora contempla la posibilidad de finiquitar los acuerdos malogrados y dejar en pie aquellos que se encuentran por fuera de esta situación, según lo expuesto por ese medio.

Lo cierto es que los bancos tienen plazo hasta el 23 de enero para resolver si aprueban o no el crédito para llevar adelante la planificación de los ductos. Recién en ese momento, el gobierno de Perú podrá rescindir la licitación en el caso de que lo considere correcto.

Mientras tanto, un grupo de expertos continúa investigando a Odebrecht dentro del tiempo estipulado de 180 días a la espera de que la firma finalmente revele la identidad de las personas y entidades que participaron en los sobornos.