Hermano e hijo del presidente guatemalteco Jimmy Morales fueron detenidos
Share this on

Hermano e hijo del presidente guatemalteco Jimmy Morales fueron detenidos

Por denuncias de corrupción fueron detenidos en los últimos días José Manuel Morales, hijo del presidente de Guatemala, Jimmy Morales, y Samuel Everardo Morales, hermano del mandatario. Ambos se encuentran señalados de haber emitido facturas falsas para conseguir beneficios en proyectos del Estado. La suma que se encuentra en investigación asciende a los 26 millones de dólares.

El exsuegro de José Manuel, Mario Estuardo Orellana López, también fue capturado por las autoridades por considerarlo primer responsable en esta causa. Se presume que estos familiares del jefe de Estado, quienes fueron alojados en un predio especial del cuartel militar de Matamoros, habrían trabajado en complicidad con Orellana.

El diario Proceso Digital publicó que ambos están siendo investigados por la relación que mantuvieron con la empresa Fulanos & Menganos S.A., que se encuentra en la mira de la magistrada Silvia de León por posible fraude. La compañía dedicada al rubro de la gastronomía fue contratada por el Registro Nacional de Propiedad para “dar servicio de desayuno a unas 524 personas por un importe de 90.000 quetzales (11.964 dólares), pero finalmente el evento no se realizó”.

Tanto José Manuel como Samuel Everardo se encuentran en prisión preventiva por considerar que fueron participes en la confección de los presupuestos presentados. Aunque el hijo de Morales se negó a declarar en un principio, hacia el final mencionó a su exnovia Abdi Orellana, hija del dueño de la firma Fulanos & Menganos S.A, Mario Orellana, de acuerdo al portal Soy 502.

En información de ese medio, al momento de hablar sobre su responsabilidad en la elaboración de las cotizaciones y la expedición de facturas, terminó incriminándola: “Mi novia en ese momento, Abdi, me lo pidió”. Además de señalar que es inocente y que su intención no fue la de defraudar a ninguna persona, el joven de 23 años disparó una polémica frase:

“Lo vi como algo que cualquier guatemalteco puede hacer”

Si bien se presume que los familiares del mandatario de Guatemala no obtuvieron ganancias monetarias, si se considera que actuaron con la intención de beneficiar a la familia Orellana facilitando la licitación de diferentes contratos por medio de facturas adulteradas. Por este hecho ya hay quienes exigen la renuncia del jefe de Estado.

Esta nueva causa se da en medio de las investigaciones que se adelantan contra el Registro Nacional de la Propiedad por la creación de 16 plazas laborales que no existieron, ya que los supuestos empleados nunca asistieron a su puesto de trabajo. Es decir que serían presuntos contratos fantasma.

Por este motivo, se encuentran en prisión preventiva más de 20 personas, entre las cuales está la exregistradora, Anabella de León.

Hasta el momento ni el mandatario Morales ni su esposa, Hilda Patricia Morales, han solicitado el permiso de las autoridades judiciales para visitar a su hijo. Por su parte, el vicepresidente Jafeth Cabrera, pidió mantener la cautela. En declaración a los medios enfatizó: “Que la ley siga su proceso y ahí se determinará, sin adelantarnos a decir que hay corrupción y hay latrocinio”.