Estados Unidos pretende financiar su muro con un ‘impuesto de ajuste fronterizo’
Share this on

Estados Unidos pretende financiar su muro con un ‘impuesto de ajuste fronterizo’

El presidente Donald Trump dijo que Estados Unidos renegociará acuerdos comerciales y otros aspectos de la relación con México. Según él, “al final será bueno para ambos países”, aunque eso incluya el famoso impuesto que vendrá a reembolsar lo que inicialmente invierta el propio gobierno de ese país en construir su famoso muro.

Los líderes del Congreso estadounidense dijeron el jueves que tomarían una legislación para proveer de 12 a 15 mil millones de dólares para pagar el muro. Ese mismo día, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, había causado un desplome del peso mexicano cuando dijo a los periodistas que Trump financiaría la obra con un impuesto del 20 por ciento sobre las importaciones mexicanas.

Spicer dio pocos detalles, pero sus comentarios hicieron alusión a una idea conocida como impuesto de ajuste de frontera, la cual está siendo considerada en la Cámara de Representantes de Estados Unidos, liderada por los republicanos, como parte de una amplia revisión tributaria.

Trump dijo en una entrevista con la Christian Broadcasting Network este viernes que había opciones además de un impuesto de importación que podrían ser “mucho más positivas” para ambos países.

El jefe de Estado, que ha insistido en que México reembolsará a los Estados Unidos el costo total de la obra, firmó una directiva el miércoles para que su construcción siga adelante como parte de un paquete de medidas destinadas a frenar la inmigración ilegal.

El plan de muro ha enfurecido a los mexicanos, y las políticas de Trump hacia México han puesto a Pena Nieto a la defensiva.

El presidente republicano ve el muro como una promesa importante de su campaña electoral, incluida en su paquete de medidas en materia de inmigración. México ha insistido durante mucho tiempo en que no prestará atención a las demandas de Trump de pagar el proyecto de construcción.

Durante una llamada que sostuvieron los presidentes de ambos países quedó plasmada “la importancia de la amistad entre las dos naciones y la necesidad de que las dos naciones trabajen juntas para detener los carteles de la droga, el narcotráfico y las armas ilegales y las ventas de armas”, según la Casa Blanca.

El gobierno de México dijo que el déficit comercial de Estados Unidos, que según Trump asciende a unos 50 mil millones, también se discutió.

En Ciudad de México, el multimillonario empresario mexicano Carlos Slim dijo que un México unido ayudaría a su gobierno a negociar con Trump, y llamó a todos los partidos políticos a apoyar a Peña Nieto en los diálogos con su similar de Estados Unidos.

En una rara conferencia de prensa, el magnate de los medios de comunicación dijo que México tenía que negociar desde una posición de fuerza, señalando que Trump, a quien llamó un “gran negociador”, representó un cambio importante en cómo se desenvolverá la política.

Con información de REUTERS.