EE.UU. abandona el Acuerdo Transpacífico que compartía con Chile, Perú y México
Share this on

EE.UU. abandona el Acuerdo Transpacífico que compartía con Chile, Perú y México

Este lunes, el recién asumido presidente Donald Trump emitió una orden ejecutiva que retira formalmente a Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), cumpliendo su promesa de poner fin a la participación estadounidense en el pacto de 12 naciones, entre las cuales figuran Chile, México y Perú.

Mientras firmaba el documento en su tercer día completo en el cargo, el jefe de Estado calificó la decisión como “gran cosa para el trabajador estadounidense”. Según él, el acuerdo comercial habría afectado la industria manufacturera estadounidense.

El acuerdo, respaldado fuertemente por negocios estadounidenses, fue negociado por la administración del expresidente Barack Obama, pero no alcanzó a ser aprobado por el Congreso. Había sido el principal pilar económico de la administración Obama en Asia y el Pacífico para contrarrestar a China.

Trump ha despertado preocupaciones en Japón y en otras partes de Asia-Pacífico con su oposición al TPP y sus planes de exigir a los aliados estadounidenses que paguen más por su seguridad.

Harry Kazianis, director de Estudios de Defensa en el Centro de Interés Nacional de Washington, dijo que el mandatario republicano debe encontrar una manera alternativa de tranquilizar a sus aliados en Asia. “Esto podría incluir múltiples acuerdos comerciales bilaterales”, opina. “Japón, Taiwán y Vietnam deben abordarse primero, ya que son claves para cualquier nueva estrategia en Asia”, agregó.

Prioridad a los negocios

El nuevo presidente también se reunió con una docena de empresarios y fabricantes estadounidenses en la Casa Blanca, a quienes prometió reducir las regulaciones y recortar los impuestos corporativos, pero advirtiéndoles que tomaría medidas sobre acuerdos comerciales que consideraba injustos.

Trump, que asumió el cargo el viernes, ha prometido traer plantas de manufactura a Estados Unidos, una cuestión que le ayudó a ganar las elecciones del 8 de noviembre. Él no ha dudado en nombrar individualmente a las empresas que piensa que deberían devolver la producción subcontratada a su país.

Lea después: Ford descartó su planta en México tras amenaza de Trump a General Motors.

Dijo que las empresas que decidan trasladar fábricas fuera del país pagarían un precio: “Vamos a imponer un impuesto fronterizo muy importante sobre el producto cuando llegue”, dijo.

Trump pidió a ejecutivos de compañías como Ford, Dell Technologies, Tesla y otros que hagan recomendaciones en 30 días para estimular la fabricación, según reveló el presidente ejecutivo de Dow Chemical, Andrew Liveris.

El dólar estadounidense cayó a su mínimo en siete semanas el lunes y los mercados bursátiles mundiales cayeron en medio de las preocupaciones de los inversionistas sobre la retórica proteccionista del nuevo líder norteamericano.

“Una empresa que quiera despedir a toda su gente en los Estados Unidos y construir una fábrica en otro lugar, y luego piense que ese producto va a pasar a través de la frontera a los Estados Unidos —no va a suceder”, dijo.

Con información de REUTERS.