20 personas resultaron heridas en un accidente que empañó el inicio del Carnaval de Río
Share this on

20 personas resultaron heridas en un accidente que empañó el inicio del Carnaval de Río

El espectacular desfile de Carnaval de las mejores compañías de samba de Río se vio empañado por la lesión de 20 personas que fueron arrolladas por una carroza defectuosa al inicio del famoso espectáculo en el Sambódromo, según informaron el lunes los organizadores del evento.

El accidente no detuvo toda la noche el desfile de seis de las escuelas de élite de la ciudad, que gastan millones cada año para competir por el título de campeón desfilando por una avenida de 700 metros con miles de bailarines conducidos por potentes compases de tambor.

La gigantesca carroza de tres toneladas del grupo ‘Unidos da Tijuca’, que llevaba bailarines disfrazados en varias plataformas, se salió de control cuando entró en el desfile al comienzo del evento, el domingo por la noche. Mientras sus conductores trataban de enderezarla, esta se inclinó y cayó hacia un grupo de espectadores.

Los organizadores dijeron que 20 personas resultaron heridas y ocho fueron trasladadas a centros médicos, tres de ellas con heridas graves. Una mujer, por ejemplo, fue reportada con las dos piernas fracturadas.

Una investigación inicial determinó que la carroza tenía un problema mecánico, de acuerdo con los organizadores.

El espectáculo debe continuar

Cientos de miles de personas bailaron y cantaron en las calles de Río durante el fin de semana en las fiestas de la bacanal anual que atrajo a más de 1 millón de turistas a la ciudad.

Las festividades del carnaval brindan a los brasileños un escape de la realidad que los agobia con una recesión de dos años, cifras récord de desempleo, el creciente escándalo de corrupción política y el auge del crimen en una ciudad que acogió los Juegos Olímpicos en agosto pasado.

Las preocupaciones ambientales y los temas de preservación cultural predominaron en las carrozas y vestuario de las escuelas de samba que desfilaron ante 200.000 espectadores pagos a lo largo del Sambódromo durante las primeras horas del lunes.

Imperatriz Leopoldinense, una de las escuelas de samba tradicionales de Río, honró a la Amazonía y a sus tribus nativas con un desfile con seis flotadores gigantes y 2.800 bailarines, músicos y otros actores disfrazados, entre ellos líderes indígenas invitados a unirse al desfile.

El espectáculo llamado “El clamor que viene del bosque”, destacó la tensión entre el desarrollo y la conservación en Brasil, donde una frontera agrícola en expansión amenaza la selva tropical más grande del mundo.

El tema del Carnaval indignó a un poderoso grupo agrícola brasileño que ha venido negando el hecho de estar destruyendo la selva tropical y se considera el sector más exitoso de la economía de ese país.

Cantando letras que lamentaban el “corazón sangrante de Brasil” y las “riquezas que la avaricia destruye”, los participantes usaban chalecos con calaveras y tibias cruzadas, y simulaban rociar pesticidas, mientras que otros manejaban motosierras de juguete.

Con información de Reuters.