Detenido exjefe del Ejército argentino acusado de crímenes de lesa humanidad
Share this on

Detenido exjefe del Ejército argentino acusado de crímenes de lesa humanidad

El juez federal de Argentina Daniel Herrera Piedrabuena resolvió detener al jefe del Ejército de la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner. Se trata del General César Milani, quien está acusado de cometer crímenes de lesa humanidad.

La justicia del país investiga si el uniformado se encuentra detrás del secuestro de tres personas ocurrido en 1977 durante la última dictadura militar. Verónica Matta, Pedro y su hijo Ramón Olivera habrían sido capturados, torturados y posteriormente liberados tras varias semanas.

Los tres coincidieron en reconocer a Milani como el responsable de los hechos. En el caso de los Olivera, el padre denunció haber quedado con una parálisis producto de los golpes y que su hijo fue obligado a permanecer privado de su libertad por cuatro años.

El Juzgado Federal de la provincia de La Rioja, ubicada al noroeste de Argentina, resolvió dictar prisión preventiva para el militar luego de que éste se negó a rendir la declaración indagatoria para la que había sido convocado. Si bien su abogado defensor, Gustavo Feldman, apeló la medida judicial adoptada por el magistrado Herrera, la Cámara de apelaciones no hizo lugar al pedido. Es así que Milani fue trasladado inmediatamente a la Unidad Penal del Servicio Penitenciario de esa Provincia.

Esta no sería la única causa que se adelanta en contra de Milani. Según publicó Página 12 el Tribunal de Retiro de la provincia de Tucumán lo investiga por “encubrimiento agravado y falsificación ideológica de instrumento público”. Lo anterior está relacionado con “la desaparición del soldado riojano Alberto Ledo durante el Operativo Independencia”, en 1975.

Al igual que en la primera investigación, el juez N° 2 de Tucumán, Fernando Poviña, lo citó para conocer su testimonio. En esa oportunidad el General del Ejército accedió a declarar y lo hizo indicando que era inocente y que no había conocido al uniformado desaparecido, motivo por el cual no fue aprehendido.

El ahora acusado era cercano a la exmandataria Fernández de Kirchner, quien lo designó en el 2013 como Jefe de Estado Mayor del Ejército de Argentina. En entrevista con Clarín, la vicepresidenta del país, Gabriela Michetti, sostuvo que su detención podría ayudar a terminar con “la hipocresía” que existe en cuanto a los Derechos Humanos se refiere.

Miryam Bregman quien fue diputada del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) decidió ir un paso más adelante y declarar ante ese medio, que el retraso en la investigación responde a la relación entre Milani y el anterior gobierno, el cual, según ella, actuó con un “enorme encubrimiento”.

En oposición, el ex secretario de Comercio Exterior, Guillermo Moreno se manifestó en contra de la detención del militar. En publicación del diario La Gaceta, el exfuncionario deslizó que el poder judicial mantiene a Milani privado de la libertad basado en la información que aportan los familiares de las supuestas víctimas, la cual, asegura, “no es precisa”. Entre los defensores de Milani se encuentran también las titulares de las organizaciones conocidas como las abuelas y las madres de plaza de Mayo, Hebe de Bonafini y Estela de Carlotto.