Reforma de Ley en Argentina tiene a los inmigrantes en la mira
Share this on

Reforma de Ley en Argentina tiene a los inmigrantes en la mira

Un homicidio perpetrado por un ciudadano de Perú dejó en entredicho la Ley Migratoria de Argentina. El presidente Mauricio Macri firmó un decreto para endurecer los requisitos de ingreso, estadía y permanencia de inmigrantes en ese país.

Con esta nueva medida los agentes de la Dirección Nacional de Migraciones (DNM) tendrán acceso a una base de datos internacional para consultar el historial legal de cada uno de los pasajeros. En entrevista con Diario 26, el titular de la DNM, Horacio García, aclaró: “Estamos de acuerdo con que el país siga abierto a los extranjeros. Lo que buscamos es ampliar la información delictiva”.

La normativa restringe el ingreso al país de todo aquel inmigrante que posea una condena —firme o no–, haya sido condenado en cualquier lugar del mundo o presente antecedentes penales considerados dentro de la ley de Argentina como delitos que merecen la privación de la libertad. Algunos de estos son tráfico de personas o de órganos, actos de terrorismo, prostitución, lavado de dinero y corrupción.

Si el inmigrante ya cuenta con un domicilio constituido en el país, las autoridades migratorias tendrán la facultad para revocar su residencia sin importar si es temporal o permanente. Lo mismo ocurre en aquellas situaciones en las que se determine que la persona omitió o entregó documentación adulterada para obtener su estadía o ciudadanía en Argentina, o la de otros.

No obstante, en el caso de que la persona tenga un progenitor, cónyuge o hijo nacional argentino, y lo demuestre fehacientemente, podría ser eximido de esta cancelación.

Antes de la proclamación de este Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich realizó unas polémicas declaraciones en comunicación con Radio La Red: “Acá vienen ciudadanos peruanos y se terminan matando por el control de la droga; acá vienen ciudadanos paraguayos y se terminan matando por el control de la droga, no tanto bolivianos”.

Bullrich aseguró, además, que algunos de los extranjeros actuaban como mulas y otros como choferes e inversores dentro de algunas cadenas de narcotráfico.

De acuerdo a Clarín en respuesta a los dichos de la ministra, el presidente boliviano Evo Morales rimpostó: “Nuestros hermanos en Argentina no son delincuentes, narcotraficantes. Más bien buscan cómo mejorar la situación económica familiar pero también aportando al desarrollo del hermano pueblo”.

Hasta el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) fue a parar una denuncia contra la titular de la cartera de Seguridad. El colectivo social ‘Barrios de Pie’ instauró el recurso por considerar que las afirmaciones de Bullrich estigmatizan a las comunidades inmigrantes, en palabras del coordinador de la Organización, Daniel Menéndez.

“Patricia Bullrich parece una funcionaria de Donald Trump”

Entre tanto el diputado Alfredo Olmedo, en diálogo con el canal C5N, pidió públicamente construir un muro con Bolivia tomando como ejemplo las políticas del presidente de Estados Unidos.

Según él, por falta de seguridad en la frontera con ese país, “es que pasa la droga y la trata de personas”.  

El decreto 70/2017  también hace referencia a la celeridad en la expulsión de los inmigrantes privados de la libertad. En algunos casos el procedimiento se ha dilatado a tal punto que sobrepasa los siete años. Con la actual reforma se pretende que el trámite no tome más de 30 días.