Bolivia incautó 75 armas ílegales provenientes de Estados Unidos
Share this on

Bolivia incautó 75 armas ílegales provenientes de Estados Unidos

La Administración de Aduana de la frontera de Santacruz, Bolivia, interceptó un camión que transportaba un arsenal de armas ilegales provenientes de Estados Unidos. Las autoridades de ese país investigan uso que se le iba a dar al armamento y los responsables detrás de la maniobra.

En su recorrido, las 75 armas de fuego de uso militar de diferentes marcas y calibres había cruzado los controles de República Dominicana, Perú y Chile. Algunos de los primeros datos que arrojó la investigación indican que la mercancía fue embarcada desde el puerto Everglades de Miami, el pasado 22 de noviembre.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, declaró en entrevista con Página Siete que el armamento incautado responde a 34 armas largas y 41 cortas, entre las que se encuentran ametralladoras. Además, detalló que “tienen mira telescópica y  son de fabricación americana, húngara, serbia y rumana”.

La Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC) intervino y optó por manejarse con hermetismo debido a la envergadura del caso y al compromiso que supone para el Estado.

El conductor del vehículo, responsable de despachar la carga, y otras cuatro personas, se encuentran detenidas por los delitos de organización criminal y tráfico ilegal de armas. Los fiscales Mariela Toledo, Consuelo Severiche y Luis Montaño se encuentran en frente de la causa. Los funcionarios judiciales ya iniciaron con la toma de las primeras declaraciones a los presuntos responsables de la maniobra, cuya identidad no ha trascendido.

Ante la incertidumbre de cómo el cargamento cruzó cuatro países sin ser advertido, la FELCC acudió a la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL) en busca de una explicación. Es que al momento de intentar cruzar la frontera de Bolivia, un escáner reveló rápidamente el contenido que transportaba el camión.

El diario El Deber publicó que el arsenal en cuestión tiene un valor que sobrepasa los 873 mil pesos bolivianos (cerca de 126 mil dólares). La carga armamentística venía camuflada con diferentes materiales como cartones, papel espuma y papel aluminio. El medio aseguró que el vehículo también llevaba en su interior “contrabando de teléfonos celulares por un valor de 46.000 dólares”.

Las entidades competentes no descartan la posibilidad de que diferentes empresas importadoras estén involucradas en el transporte del arsenal que tenía como destino final la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, ubicada al este de Bolivia. Son pocos los detalles que se conocen, pero se estima que el recorrido que realizó el camión fue monitoreado durante un mes.

En septiembre del 2013, Bolivia promulgó una ley para avanzar en la lucha contra el tráfico ilícito de armas. Una de las medidas consistió en invitar a la población a legalizar los revólveres y demás armamento en su poder ante el Registro General de Armas de Fuego. Para tal fin se fijó un plazo de seis meses. También se incentivó a las personas a hacer entrega de los mismos a las autoridades a cambio de incentivos.