Puerto Rico tiene ahora la estatua más grande del continente
Share this on

Puerto Rico tiene ahora la estatua más grande del continente

19 años fueron necesarios para terminar de edificar la que por hoy es la estatua más grande del continente. Situada en Puerto Rico, supera incluso en altura obras representativas como la estatua de la libertad de Nueva York y el Cristo de Río de Janeiro.

El monumento desembarcó en suelo puertorriqueño en 1998 y lleva por nombre ‘Nacimiento de un Nuevo Mundo’. Se trata de la figura del italiano Cristóbal Colón, a quien se le atribuye el ‘Descubrimiento de América’ en 1492 al comando de una flota patrocinada por la Corona española compuesta por ‘la Santamaría’, ‘la Pinta’ y ‘la Niña’.

Su edificación total requirió casi dos décadas después de que la ausencia de fondos e inconvenientes con permisos obligaron a desechar la idea en un comienzo. Se calcula que en total fueron necesarias unas 2.500 piezas entre bronce y acero, y alrededor de dos mil pies cuadrados de lámina de cobre

En el 2010, gracias a la inversión del empresario José González Freyre, la estatua, que hace parte de un proyecto turístico del municipio de Arecibo, en el norte del país, pudo ser finalizada dando como resultado una obra de arte de nada menos que 126 metros de altura. Este tamaño supera los 93 metros de la estatua de la Libertad de Estados Unidos y los 38 metros del Cristo del Corcovado de Brasil.

El ‘Nacimiento de un Nuevo Mundo’ fue creado por el ruso Surat Tsereteli, pesa aproximadamente 6.500 toneladas y fueron necesarios más de 500 trabajadores para construirla. A pesar de que falta uno que otro detalle por terminar, según declaraciones recogidas por la cadena CNN, González Freire asegura que está prácticamente lista: “Ya la parte exterior está terminada, estamos trabajando ahora en los interiores y luego vamos a comenzar a trabajar en el parque”, declaró el inversionista.

El Nuevo Día resaltó la visita que realizó el creador de la escultura, Tsereteli, hace unos meses, asegurando que “durante el recorrido realizado por las instalaciones, Tsereteli agradeció a los presentes y manifestó su deseo de que puedan estrecharse los lazos de intercambio cultural y turístico entre Rusia y Puerto Rico”.

Sari Méndez, coordinadora del proyecto, destacó por su parte que se trata de “una oportunidad única”, tal como lo reseña el portal mexicano Posta:

“Es un monumento inmenso y obviamente va a traer muchísimo movimiento económico y turístico aquí a la región”

Cabe resaltar que el desarrollo del monumento ha dado un impulso importante al sector comercial de la zona puesto que representa un envión económico para los negocios aledaños. Se estima que la inversión total alcanzó a rondar los 20 millones de dólares.