Emiten orden de arresto preventivo contra expresidente peruano Toledo
Share this on

Emiten orden de arresto preventivo contra expresidente peruano Toledo

Un juez peruano emitió una orden de arresto internacional este jueves contra el expresidente Alejandro Toledo, quien debería pasar hasta 18 meses en la cárcel mientras los fiscales lo investigan por presuntamente recibir $ 20 millones de dólares en sobornos de parte de la constructora brasileña Odebrecht.

El juez Richard Concepción dijo que la evidencia descubierta hasta ahora, incluyendo testimonios de un ejecutivo de Odebrecht y registros bancarios, justificaba poner a Toledo en “prisión preventiva” mientras se preparaban cargos de tráfico de influencias y lavado de dinero.

Al emitir una orden de arresto, Concepción dijo que Toledo parecía haber utilizado la presidencia para “hacer un pacto ilegal” cuyo fin era vender un proyecto de autopista que prometió integrar la región.

Toledo, que subió al poder denunciando la corrupción de su predecesor, ha negado repetidamente aceptar sobornos de Odebrecht. El ex jefe de Estado estuvo en Francia la semana pasada y se ausentó de la audiencia.

Si se le encuentra culpable, podría ser sentenciado a hasta 15 años de prisión, de acuerdo con el fiscal principal Hamilton Castro. Toledo “se rió de la sociedad peruana, se rió de las expectativas que la sociedad peruana tenía de proyectos de obras públicas limpias”, dijo Castro en la audiencia judicial que se anunció la solicitud de prisión.

El abogado de Toledo, Heriberto Benítez, acusó al juez de tener una “venganza” y dijo que apelaría contra el fallo. “¡Con jueces así, ten cuidado!”, dijo a los reporteros.

El gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski, que sirvió como ministro de Hacienda y primer ministro de Toledo hace una década, cuando se adjudicaron los contratos, dijo que ofrecería una recompensa por información que condujera a la captura de Toledo si no se entregaba.

Odebrecht ha estado en el centro de un creciente escándalo en América Latina desde que admitió distribuir cientos de millones de dólares en sobornos desde Perú a Panamá.

El fiscal Castro abrió su caso pidiendo que el exmandatario fuera encarcelado mientras continúan las investigaciones, citando la ley inca “ama sua” o “no robar”. Entre los detalles que otorgó, dijo que Toledo se reunió con el jefe de Odebrecht Perú, Jorge Barata, en un hotel de lujo en Río de Janeiro en 2004 y prometió ayudar a la firma a ganar dos contratos viales a cambio de 35 millones de dólares.

Odebrecht sólo pagó 20 millones de dólares porque Toledo no cambió los términos de la licitación para excluir a los competidores, de acuerdo con el testimonio de Barata. Sin embargo, asegura que sí cambió las leyes para allanar el camino a la candidatura de Odebrecht y presionó al comité de licitación para que eligiera su propuesta.

Unos 10 millones de dólares en transferencias de Odebrecht han sido atribuidos a compañías extranjeras vinculadas a Yosef Maiman, un hombre de negocios israelí y amigo de Toledo durante mucho tiempo, encargado de recibir los sobornos, de acuerdo con el Fiscal.

Los contratos ayudaron a pavimentar una carretera de los Andes a través de la Amazonía para conectar los puertos del Pacífico del Perú y las costas atlánticas de Brasil. Originalmente requería una inversión de $ 658 millones de dólares, pero los sobrecostos llevaron el precio final de los dos contratos a $ 1.340 millones, según la Contraloría.

Odebrecht y su socio menor en los proyectos, el conglomerado de construcción más grande de Perú, Grana y Montero, todavía mantienen un tramo de 656 kilómetros (400 millas) de la carretera.

Con información de REUTERS.