Investigan a Keiko Fujimori por presunto lavado durante su primera campaña presidencial
Share this on

Investigan a Keiko Fujimori por presunto lavado durante su primera campaña presidencial

El panorama para la familia Fujimori sigue sin ser alentador. Mientras el expresidente de Perú Alberto Fujimori se encuentra detenido hace más de una década en Chile, su hija Keiko ahora será investigada por la justicia por el delito de lavado de activos.

La mujer de 41 años, que al igual que su progenitor se dedica a la política, se postuló en las dos últimas elecciones presidenciales, que en el caso de 2016 llevaron a Pedro Pablo Kuczynski a ser el nuevo jefe de Estado de Perú.

Precisamente, la fiscal Sara Vidal resolvió iniciar una investigación contra ella por considerar que junto con el empresario Joaquín Ramírez realizaron una transacción fraudulenta durante su primer campaña electoral, en el 2011.

Se cree que Ramírez, aparte de financiar al fujimorismo, habría recibido 15 millones de dólares de parte de la hija del expresidente. Esto con el propósito de lavarlos en el mercado y utilizarlos con fines propagandísticos.

La política refutó las acusaciones a través de sus redes sociales, desviando la atención hacia las investigaciones sobre los sobornos de la empresa brasileña Odebrecht, que ahora tiene en la mira a varios políticos peruanos entre ellos, al exmandatario Alejandro Toledo.

“Saben que vengo afrontando investigaciones desde que tenía 25 años, no me asustan sus operativos. La verdad siempre sale a la luz”

En entrevista con Perú 21, Martha Chávez, excongresista del movimiento Fuerza Popular y simpatizante del fujimorismo, aseguró que detrás de esta nueva causa se encuentran todos los dirigentes políticos que han sido relacionados con la firma Odebrecht. De hecho se atrevió a declarar que el actual mandatario Kuczynski es uno de “los personajes” que está detrás de la supuesta difamación.

“Llama la atención que la fiscal valide lo que supimos hace más de un año, que era una falsedad. Es cierto que puede ser un indicio para hacer indagaciones, pero pasar Keiko como investigada me parece excesivo”

Al contrario de lo que opina Chávez y la misma investigada, el titular del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, sostuvo que aún no se inició una causa penal contra la líder del partido Fuerza Popular, sino que por ahora las autoridades decidieron abrir una investigación. Situación que, según expresó Rodríguez en diálogo con El Comercio, puede ocurrirle a cualquier persona en Perú; ya sea que se trate de alguien del común o de los propios expresidentes.

“Debemos respetar a las instituciones.Yo creo que en el país nadie tiene corona. Cuando hay un interés de investigar como en este caso lo hace el Ministerio Público, los ciudadanos del Perú deben someterse”

También hay novedades en lo que se refiere al exmandatario Alberto Fujimori. Chile le concedió a Perú el permiso para ampliar su pedido de extradición, mediante el cual está pagando cárcel en su propio país. Los nuevos delitos que se le imputan al dirigente político están relacionados con asociación ilícita para delinquir en modalidad de peculado, además homicidio calificado.

La primera de las figuras judiciales responde a la malversación de fondos públicos destinados a la compra de campos. Por último, se lo señala de ser responsable de la muerte de seis personas, ocurrida en la localidad de Pativilca en 1992.