Camisetas robadas a Tom Brady en el Superbowl aparecieron en México
Share this on

Camisetas robadas a Tom Brady en el Superbowl aparecieron en México

La camiseta de New England Patriots que desapareció después de que el quarterback Tom Brady la usara en la quinta victoria del equipo en el Super Bowl el mes pasado fue hallada en México, de acuerdo con las autoridades.

La camiseta, junto con una segunda que Brady usó en una victoria de campeonato dos años atrás, fueron tomadas por un exejecutivo de medios mexicano que había sido acreditado para cubrir el juego de febrero en Houston, según establecieron funcionarios de la NFL y de policía.

Las autoridades mexicanas encontraron la camisa que faltaba en la casa de Martin Mauricio Ortega, exdirector del diario mexicano La Prensa, en una incursión solicitada por el FBI, indicó una fuente del gobierno a Reuters.

Ortega no ha sido arrestado porque aún no ha sido acusado, agregó la fuente, pero la investigación está en curso.

El Departamento de Policía de Houston y la seguridad de la liga participaron en la investigación, junto con el FBI. “Nadie viene a Texas y nos avergüenza aquí en nuestro propio césped”, dijo el jefe de la policía de Houston, Art Acevedo, el lunes. También dijo que el caso, aunque no era un delito mayor, había sido investigado porque “el único defecto que tuvimos en el Super Bowl fueron estas camisetas que fueron robadas del vestuario”.

La Prensa dijo en un comunicado que había sido informada de que Ortega había estado involucrado en el robo. “Si resulta ser cierto, (La Prensa) rechaza fuertemente la conducta de Martin Ortega (…) que aprovechó la posición que tenía, usando al diario La Prensa para obtener la acreditación y acceder al campo”, estableció ese diario.

Ortega renunció el pasado martes, citando razones personales.

La camiseta podría haber sido vendida a un coleccionista por una “gran ganancia monetaria”, dijo Acevedo.

Brady dijo a los reporteros la mañana después del triunfo de los Patriots sobre los Atlanta Falcons por 34-28 que habría empacado la camiseta con su número 12 después del partido, pero que había desaparecido.

“Es lamentable, porque es una buena pieza de recuerdo”, dijo a los periodistas en ese momento.

“Esas son cosas muy especiales para guardar. (…) Tomaré el anillo y eso será suficientemente para mí”

Mientras que el quarterback de 39 años todavía tiene sus anillos del Super Bowl, el dueño del equipo, Robert Kraft, carece de uno de ellos: piezas sumamente valiosas incrustadas de diamantes. El presidente ruso, Vladimir Putin, se quedó con su anillo del triunfo en el Super Bowl de 2005 sobre los Eagles de Filadelfia. Kraft cuenta que los dos se reunieron ese mismo año, y que él tenía la intención de mostrar a Putin su anillo, pero el líder ruso se lo quedó.

Con información de REUTERS.