Capturan al enorme cocodrilo que devoró a un joven en México
Share this on

Capturan al enorme cocodrilo que devoró a un joven en México

El desafortunado hecho se presentó cuando cuatro pescadores fueron sorprendidos por un cocodrilo en la reserva La Encrucijada, en el estado de Chiapas, al sureste de México.

Los jóvenes habrían ingresado a la zona de pesca ‘Los Cerritos’, territorio de tránsito y anidación de los reptiles, sin previa autorización para realizar pesca de buceo. Justo en el momento en que se encontraban nadando se dio el intempestivo ataque en el que uno de los hombres fue arrastrado por el animal, mientras que los otros tres lograron escapar para alertar sobre lo sucedido y solicitar la ayuda pertinente.

El lamentable suceso fue comunicado por la Comisión Nacional Mexicana de Áreas Protegidas (CONANP) mediante su departamento de prensa. La reacción de esa dependencia fue inmediata y el cocodrilo, de más de 3 metros de largo, fue atrapado justo en el lugar que se presentó la tragedia.

Según informó el portal Proceso, en la captura participaron un total de “Once personas: dos expertos en el manejo de cocodrilos de la Comisión, cinco miembros de la brigada de contingencias ambientales de la propia CONANP, y cuatro voluntarios de comunidades del municipio de Acapetahua que han recibido capacitación previa para el manejo de este tipo de situaciones”.

La identificación del lagarto se debió a que fue hallado en el mismo lugar en que se presentó el ataque a los pescadores. Además el tamaño coincide con el reportado por los tres sobrevivientes.

Una vez capturado, “la dependencia federal informó que el cocodrilo fue trasladado a una Unidad de Manejo Ambiental de la región Centro de Chiapas, con el acompañamiento de personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, donde quedará en resguardo permanente”, señaló El Universal.

Situaciones desafortunadas como esta, que en esta ocasión implicó la muerte de una persona, hacen que las alarmas se prendan en lugares en los que hay presencia de reptiles peligrosos. Sin embargo para la CONANP estos acontecimientos se atribuyen en gran parte de los casos a la imprudencia de la gente.

“La mayoría de estos eventos son causados debido al desconocimiento de las personas que acuden a lugares no autorizados para la pesca, razón por la cual, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, hace un llamado a informarse previamente sobre cuáles son las zonas permitidas y destinadas para dicha actividad y de aquellas donde hay presencia de cocodrilos que anidan o transitan por la zona y representan un riesgo para las personas”, indicó la comisión en un comunicado de prensa.

Esa entidad aseguró que seguirá trabajando de la mano del gobierno de la república y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) con el fin de “continuar implementando estrategias de identificación, prevención, monitoreo y manejo para lograr la convivencia y mayor conocimiento del cocodrilo de río, con la finalidad de conservar la especie y reducir los riesgos de ataque”, tal como lo reseñó Excelsior.