Cuba donará mil becas de medicina a exguerrilleros y víctimas del conflicto armado en Colombia
Share this on

Cuba donará mil becas de medicina a exguerrilleros y víctimas del conflicto armado en Colombia

En el marco del proceso de paz que inició desde el 2011 el gobierno de Juan Manuel Santos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Cuba decidió aportar donando mil becas de estudio como un gesto de contribución en su rol de país garante. Una mitad será otorgada a todos aquellos insurgentes interesados en cursar medicina en esa nación y la otra, a las víctimas del conflicto armado.

Desde sus redes sociales, la Comisión de Seguimiento, Impulso y verificación de las FARC (CSIVI) agradeció la donación. El embajador de Cuba con sede en Colombia, José Luis Ponce Caraballo, fue el encargado de enviarle una misiva al jefe negociador de la guerrilla Luciano Marín, conocido como Iván Márquez, para darle a conocer la noticia.

Las mil becas serán emitidas por Cuba durante un periodo de cinco años. Cada año 100 becas serán entregadas a las FARC y otras 100 al Gobierno para que sean aprovechadas por las víctimas que durante años arrojó el flagelo de la violencia en Colombia.

El ministro del Interior de Colombia, Juan Fernando Cristo se mostró entusiasta con la iniciativa y aseguró que desde el Gobierno harán lo mejor posible para que sean aprovechadas por las personas de bajos recursos que han resultado damnificadas por el conflicto armado.

Los primeros beneficiarios de las becas de estudio podrán hacer uso de las mismas a partir del próximo mes de septiembre. El aporte que realizó el gobierno de Raúl Castro se da en medio del proceso de reincorporación a la vida civil de los miles de exguerrilleros de las FARC que accedieron a desmovilizarse.

Previo a las becas donadas por Cuba, el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) de Colombia ya había anunciado que enviaría a algunos de sus profesores a los diferentes campamentos de concentración en los que se encuentran los excombatientes. La Institución tiene como objetivo capacitar a los desmovilizados en diversas áreas con el fin de que su nueva herramienta de trabajo sea la educación y no un fusil.

Aparte de impartir cursos, el SENA también pretende realizar un seguimiento de cada uno de los exguerrilleros para identificar sus capacidades y destrezas, buscando ampliar la oferta educativa y brindar asesoría en todo lo relacionado con la búsqueda laboral. Aquellos que culminen sus estudios recibirán el título de técnicos, tecnólogos, operarios y auxiliares.

Con la donación de las becas, Cuba cumplió con la promesa que el presidente Castro le había hecho a Santos durante el acto de la primer firma del acuerdo que tuvo lugar en septiembre del 2016 en Cartagena de Indias.

En diálogo con Colombia 2020 el embajador de Cuba aseguró que cada carrera de medicina tiene un costo de 238 millones de pesos colombianos, lo que se traduce en aproximadamente 81 mil 500 dólares.

Tanto los desmovilizados como las víctimas del conflicto podrán acceder a la carrera de medicina en Cuba sin necesidad de contar con estudios previos, dando por supuesto de que tras cinco décadas de guerra los conocimientos empíricos adquiridos son los suficientes para aplicar.