Buscan que El Salvador pase de castigar el aborto, a permitirlo en algunos casos
Share this on

Buscan que El Salvador pase de castigar el aborto, a permitirlo en algunos casos

En los últimos años, El Salvador ha experimentado una especie de tire y afloje entre los que exigen la despenalización del aborto y los que la desaprueban. Desde el punto de vista legal, y ante cualquier eventualidad, la práctica del aborto está estrictamente prohibida y penada en ese país. La ministra de Salud, Violeta Menjivar, hizo un llamado al poder legislativo para que se analicen algunas excepciones.

La Constitución política de ese país es una de las más estrictas en lo que a las prácticas abortivas se refiere. Antes de la actual reforma del artículo 133, que entró en vigencia en 1998, las mujeres de El Salvador podían interrumpir el embarazo siempre y cuando estuviera encuadrado en los siguientes casos:

  • Que el feto hubiera sido engendrado como producto de una violación o incesto.
  • Que el feto presentara malformaciones congénitas.
  • Cuando la salud de la madre estuviera en peligro.

Amparado en el artículo que estipula el respeto por la vida desde el momento de la concepción, el Estado salvadoreño ha condenado a decenas de mujeres que han experimentado un aborto sin tener en cuenta si se trató de una acción inducida o espontánea. El caso de la salvadoreña Sonia Tábora fue uno de los más polémicos porque la justicia le dictó una pena de 30 años de prisión efectiva.

La BBC reseñó que Tábora contrajo el embarazo a los 20 años y durante el séptimo mes de gestación presentó un pérdida involuntaria. Por este hecho fue señalada por la justicia en el 2005 de haber cometido un homicidio agravado. Siete años después y tras el fallo de un tribunal, esa medida fue anulada y se le ordenó al Estado indemnizarla.

Según ese medio, algunas organizaciones defensoras de los derechos humanos denuncian que en los sectores médicos existe un constante miedo cuando “tienen que tratar a mujeres que por alguna razón deben abortar, por temor a ser acusados de complicidad y perder su trabajo”.

Al parecer se han registrado episodios en los que la madre se ve en el dilema de decidir si tomar el debido tratamiento u optar por el bienestar del feto aún cuando padece una grave enfermedad como cáncer.

La ministra de Salud, Violeta Menjivar, pidió a la Asamblea legislativa considerar el proyecto de ley promovido por la diputada del partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Lorena Peña. Dicha propuesta busca habilitar en El Salvador las mismas excepciones contempladas antes de la reforma del artículo 133 del código penal, que fue el que estableció las penas.

“Artículo 133: El que provocare un aborto con el consentimiento de la mujer o la mujer que provocare su propio aborto o consintiere que otra persona se lo practicare, serán sancionados con prisión de dos a ocho años”

A través de sus redes sociales, la titular de la cartera de Salud dio a conocer las cifras relacionadas con el aborto que manejó ese ministerio durante el período de 2011 a 2015. Las mismas dan cuenta de que bajo la actual ley han fallecido 63 mujeres. Además, se han registrado 25.132 casos de embarazo en menores de 10 a 19 años.