Barco para practicar abortos en aguas internacionales conmocionó a Guatemala
Share this on

Barco para practicar abortos en aguas internacionales conmocionó a Guatemala

La organización no gubernamental (ONG) holandesa Women on Waves envío una embarcación adecuada y equipada para realizar abortos a las costas de Guatemala. Un hecho que fue rechazado públicamente por el gobierno guatemalteco ya que el aborto está penado por la ley en ese país.

Según reza en su página web, Women on Waves (Mujeres sobre las Olas) es “una organización no lucrativa involucrada con los derechos humanos de las mujeres”. Además añade que “su misión es prevenir embarazos no deseados y abortos insalubres a lo largo del mundo”, sobre todo en países que tengan leyes antiaborto drásticas y restrictivas, como es el caso de Guatemala, en donde la interrupción de un embarazo solo se permite en dos supuestos sin excepción alguna.

La delegación del grupo activista holandés arribó en la noche del 24 de febrero y trató de situarse en aguas del puerto de San José, ubicado 120 kilómetros al sur de la capital de Guatemala, pero quedó bajo custodia militar luego de la intervención de autoridades locales.

El ejército del país centroamericano se manifestó públicamente, mediante un comunicado de prensa, asegurando que “no permitirá que esta ONG efectúe estas actividades”, tal como reseñó Azteca Noticias. Allí mismo invocaba la Constitución, en sus apartes orientados “a la preservación de la vida humana”, además de las leyes guatemaltecas vigentes.

Por su parte, el portal informativo América Economía afirma que “los organizadores defendieron la legalidad de la operación del barco, que consiste en proveer abortos médicos legales gratuitos hasta las 10 semanas de embarazo”:

“Después de recoger a las mujeres en tierra y de navegar a aguas internacionales les suministran una pastilla abortiva y permanecen en observación unas horas antes de regresar a tierra”

El mismo medio resalta las declaraciones realizadas por parte de Quetzalí Cerezo, directora de la Asociación Movimiento por la Equidad en Guatemala y, colaboradora de la ONG holandesa, quien aseguró que “Guatemala ha sido escogida porque las leyes son muy restrictivas en el tema del aborto”, detallando que “sólo se permite el aborto terapéutico y es tratado como una excepción solamente cuando la vida de las mujeres está en riesgo”.

Las palabras de la funcionaria Cerezo se respaldan con el informe del grupo activista en el que se asegura que en “Guatemala 21.600 mujeres ingresan cada año en un hospital con complicaciones relacionadas con el aborto y los abortos realizados en malas condiciones son la tercera causa de mortalidad materna”, tal y como lo destaca el diario El Espectador.

Women on Waves, en cabeza de su fundadora Rebecca Gomberts, asegura que “tienen todos los permisos necesarios para entrar, quedarse y navegar en aguas de Guatemala, por lo que la detención del barco abortista es una violación”.

También le solicitó públicamente al gobierno guatemalteco “despenalizar el aborto explicando que se trata de un procedimiento médico estándar y de un derecho humano” además de ser una intervención médica “considerada segura y efectiva por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, reseña Guatevisión.