Por escándalo de carne descompuesta, algunos países latinoamericanos cancelaron importaciones desde Brasil
Share this on

Por escándalo de carne descompuesta, algunos países latinoamericanos cancelaron importaciones desde Brasil

Pese a que el presidente de Brasil Michel Temer decidió compartir un banquete de carne con un grupo de funcionarios diplomáticos para que confiaran en la calidad de la carne que exporta ese país, algunos países como Perú y México no dejaron pasar por alto la polémica situación.

En el caso de Perú, las autoridades resolvieron incrementar los controles sanitarios en todos los productos cárnicos importados desde Brasil. Para cumplir con la medida, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) decidió limitar parcialmente el ingreso de carne, bloqueando aquella proveniente de los 21 frigoríficos en cuestión, pero sí continuará permitiendo el ingreso de las demás cadenas productoras de Brasil.

El director General de Sanidad Animal del SENASA de Perú, Miguel Quevedo, dio a conocer en un comunicado que al país nunca ingresó carne en malas condiciones. Según él, solamente dos de las 21 empresas frigoríficas ahora investigadas tenían habilitación para exportar carne hacía Perú. Se trata de Frango y Seara Alimentos, que de acuerdo a los registros de esa Institución no realizaron exportaciones ni en el 2016 ni en lo que va corrido del año.

Para generar confianza, una delegación de Perú se desplazará hacia los frigoríficos de Brasil a los cuales les seguirá comprando carne para evaluar las condiciones sanitarias y las normas de certificación que rigen en los recintos. Al mismo tiempo, los productos cárnicos serán evaluados rigurosamente desde su ingreso.

En lo que se refiere a las dos compañías en cuestión, el SENASA resolvió cancelarles el permiso para exportar carne hacía Perú.

México bloquea el mercado avícola

México también optó por sumarse a la iniciativa de Perú y canceló las importaciones de carne de aves con el agregado de que los empresarios del rubro bovino ya analizan la posibilidad de llegar a los mercados afectados por esta situación. El Financiero consignó que tras el revuelo, “México ve una oportunidad de crecimiento en las exportaciones de carne”.

Según ese medio, el director de la Mexican Beef Exporters Association, Rogelio Pérez, manifestó que el país “tomará parte del mercado que deje de atender Brasil”. Algunos de los nuevos compradores de carne de México son Hong Kong, China y Vietnam, cuyas importaciones harán crecer un estimado del 5 por ciento por encima de lo presupuestado para el 2017.

La idea de Pérez es sacar provecho de la situación y posicionar a México como uno de los principales proveedores de carne, mientras el gobierno de Temer hace frente al escándalo generado en Brasil. Para tal fin esta proyectado presentar la iniciativa ante el Congreso de Carne que se llevará a cabo durante la primera semana de abril en la capital de ese país.

La BBC publicó el listado de países de América Latina y el Caribe que durante el año pasado adquirieron importaciones de productos cárnicos de las empresas frigoríficas ahora investigadas.  Las cifras difundidas por el propio ministerio de Industria, Comercio Exterior y Servicios de Brasil dan cuenta de que entre las principales naciones se encuentran Chile, Venezuela y Uruguay.