Muerte de 34 niñas en un incendio enlutó el día de la mujer en Guatemala
Share this on

Muerte de 34 niñas en un incendio enlutó el día de la mujer en Guatemala

Un incendio que acabó con la vida de por lo menos 34 menores de edad fue la terrible noticia con la que amaneció Guatemala el pasado miércoles 8 de marzo. El lamentable hecho se presentó en horas de la madrugada en el centro de apoyo a menores Hogar Seguro Virgen de la Asunción, ubicado en el municipio de San José Pinula, a unos 21 kilómetros de la capital guatemalteca.

A parte de las víctimas mortales, 20 personas más se encuentran en estado crítico, debatiéndose entre la vida y la muerte. Según la Policía Nacional Civil de Guatemala, citada por la cadena CNN, las menores que murieron “tenían entre 13 y 17 años”.

Según el representante de la Procuraduría de los Derechos Humanos, Abner Palacios, el trágico incendio se originó porque uno de los adolescentes que viven en el centro de rehabilitación le “prendió fuego a un colchón”, hecho que se le salió de control y que desencadenó en una terrible tragedia que acabó con la vida de las menores.

Según un comunicado emitido por la Procuraduría, el día anterior a la conflagración se presentaron problemas internos en el lugar que provocaron una fuga masiva de un poco más de 100 personas.

Al parecer el recinto que depende de la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia venía afrontando serios problemas de funcionamiento. La Agencia Católica de Informaciones (ACI Prensa) reseñó que el albergue fue construido con la intención de alojar a un máximo de “400 menores de edad”, pero que en la actualidad allí habitaban por lo menos unos “750 adolescentes”.

Ese mismo medio resalta que la Procuraduría de los Derechos Humanos ya había recomendado el 7 de noviembre del 2016 el cierre del centro “por incumplir las recomendaciones hechas en el 2015, cuando se comenzó a conocer el problema que enfrentaban los menores”, pero el llamado resultó inútil ya que las autoridades hicieron caso omiso a lo aconsejado.

ACI Prensa también recalcó las palabras del P. José Cayetano Parra Novo, Obispo auxiliar de la diócesis de Guatemala: “no solo han existido abusos sexuales sino otros tipos de abusos porque no hay distinción entre niños y adolescentes. Las instalaciones no son apropiadas y están unidos”, señaló el religioso.

Ante el terrible suceso que enlutó la celebración del ‘día internacional de la mujer’, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se pronunció lamentando lo acontecido y a su vez haciendo un llamado para que sucesos como este se prevean tomando medidas correctivas.

“El hacimiento, las condiciones de vida inadecuadas de ese lugar y los abusos denunciados van en contra de las normas de protección y evidencian la urgente necesidad de transformar el carácter de las instituciones relacionadas”

Por su parte, el Movimiento Mundial por la Infancia de Latinoamerica y el Caribe también se unió a la ONU condenando en un comunicado de prensa en su página web “todo tipo de situaciones en las que los niños, niñas y adolescentes, estén expuestos a nuevos riesgos de abuso, negligencia y violencia, y en este caso incluso la muerte”.