Inversionistas hoteleros extranjeros siguen creyendo en México
Share this on

Inversionistas hoteleros extranjeros siguen creyendo en México

Pese a las amenazas del presidente los Estados Unidos, Donald Trump, de tomar represalias económicas contra las empresas que decidan llevar a cabo inversiones fuera de su territorio, la actividad inmobiliaria no se detiene en México, por lo menos en cuanto al turismo se refiere, y ya son varios los proyectos hoteleros que se comenzarán a edificar durante el primer semestre del año en curso.

Uno de los lugares que más atrae a los inversores extranjeros es la paradisiaca Riviera Maya. Miles de kilómetros de una hermosa playa con arena blanca y agua turquesa, han hecho de este lugar el primer destino turístico de México, y uno de los más visitados a nivel mundial por turistas de Europa, Asia y América.

En el momento en que Trump asumió la presidencia se pensó que a raíz de sus constantes mensajes intimidatorios en contra de las empresas que continuaran con sus inversiones en suelo mexicano, estas se iban a detener. Uno de los ejemplos fue la compañía automotriz Ford, que decidió echar para atrás la apertura de una planta ensambladora en el estado de San Luis Potosí.

Pero este no fue el caso de diferentes compañías que están en el sector turístico y de la construcción, por lo menos las que han invertido a lo largo de los últimos años en la Riviera Maya. La cadena hotelera estadounidense Best Western, y las españolas Riu, Atelier y Grand Palladium, entre otras, siguen creyendo en el crecimiento económico que han tenido sus marcas desde que aterrizaron en el sureste mexicano.

Sus proyectos contemplan la construcción de mega hoteles y resorts de primer nivel, que permiten pensar que las inversiones entrantes, al menos en lo que al turismo se refiere, van a seguir llegando a México.

Quizás el que más impacto ha creado es la de la cadena Best Western; una compañía de origen estadounidense que cuenta con varios hoteles en la Riviera Maya. Su nuevo desarrollo, que está a la espera de la luz verde por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para iniciar su construcción “se refiere a la edificación y operación de dos hoteles resort de 570 y 605 habitaciones respectivamente, con edificios para hospedaje, áreas recreativas, estacionamiento, jardines y áreas de conservación con vegetación nativa”, según resalta el portal Quinatana Roo Hoy.

Un aspecto que supone que los dueños de la cadena norteamericana no le han puesto mayor atención a las palabras de Trump, es que el proyecto que va a ser desarrollado por la empresa mexicana Alsteran “es un complejo que está visualizado para consolidarse como una obra importante dentro del sector turístico hotelero de la localidad, del municipio y del Estado; ya que ofrecerá una amplia gama de servicios que activarán el turismo en la zona con el arribo de turistas en su mayoría extranjeros, además de contribuir con el Producto Interno Bruto del País, así como una importante derrama económica para el Municipio y fuentes de empleo para para la gente de la localidad de importancia destacada”, tal y como lo expone Sipse Noticias.