ONG advierte la prevalencia del matrimonio infantil forzado en República Dominicana
Share this on

ONG advierte la prevalencia del matrimonio infantil forzado en República Dominicana

Pese a abogar por el respeto de los derechos de los niños, aún hoy en día algunos países de América Latina conservan prácticas ancestrales que sin duda alguna atentan contra la integridad de los menores. La pobreza es uno de los factores que hace a los infantes vulnerables ante prácticas como el matrimonio infantil forzado, en el caso de República Dominicana, y el criadazgo —emplearlos para labores domésticas  ̶ , en Paraguay.

Un reciente estudio publicado por la organización no gubernamental Plan Internacional de España, dio a conocer la triste situación a la que son sometidas las menores de edad que viven en condiciones de exclusión social y económica. Las menores son obligadas a contraer matrimonio o a convivir con hombres que las superan en edad.

En América Latina, en países como República Dominicana, aún predomina la práctica del matrimonio infantil forzado. Algunos episodios surgen como resultado de una transacción económica entre la familia de la infante y el hombre mayor. En otros casos, las menores de edad deciden huir de sus hogares motivadas por el maltrato físico y psicológico al que son sometidas.

Al respecto, en entrevista con El Día, la autora de la investigación ‘Niñas esposadas: Caracterización del matrimonio infantil’, Jeannette Del Carmen Tineo, sostuvo que cerca del 38 por ciento de las uniones maritales en República Dominicana fueron contraídas con mujeres de entre 15 y 17 años aproximadamente.

A su vez, Tineo expresó que el matrimonio infantil, aparte de surgir a raíz de la violencia intrafamiliar, también es producto de “la expectativa de emancipación o la oportunidad de negociación que establecen las familias como una oportunidad de salida de la pobreza”.

Para la consultora de la ONG Plan Internacional es muy común que muchas personas piensen que una menor de edad que se casa o convive con una persona mayor es libre de decirlo. Precisamente para Tineo uno de los resultados que arrojó su estudio es que no existe esa libertad como tal. Según ella, por medio de la investigación pudieron determinar 50 diferentes tipos de control que ejerce el adulto en cada relación.

“La violencia es una causa y a la vez una consecuencia del matrimonio infantil”

Una de las fuentes que utilizó la consultora Tineo está relacionada con la encuesta ENHOGAR 2014 publicada por la Oficina Nacional de Estadística (ONE) de República Dominicana. Los datos indicaron que el “27,5 por ciento de las mujeres jóvenes de 15 a 19 años está casada actualmente”. Asimismo, que al ampliar el rango de edades de 15 a 49 años, aproximadamente 12 de cada 100 mujeres se casaron antes de los 15, lo cual representa el 11,6 por ciento.

De acuerdo a ese Organismo, “el matrimonio infantil es una violación de los derechos humanos que compromete el desarrollo de las niñas y muchas veces resulta en embarazo precoz y aislamiento social”, situación que se suma a  la falta de educación que trae emparejado el “refuerzo del componente de género en la pobreza”.

Para llevar adelante la investigación se abordó la problemática que existe en las provincias de Azua, Barahona, San Juan, Pedernales y Elías Piña. El estudio de Plan Internacional también estableció que en las zonas rurales hay una mayor predominancia del matrimonio infantil que en las áreas urbanas.