Detienen en México a miembro de la ETA que estuvo prófugo durante 30 años
Share this on

Detienen en México a miembro de la ETA que estuvo prófugo durante 30 años

Durante tres décadas el miembro de la ETA Ángel María Tellería, hoy de 60 años, estuvo prófugo de la justicia de España. Sin embargo, a un mes de que prescribieran los delitos que pesaban en su contra, las fuerzas de seguridad de México lo detuvieron en el estado de Guanajuato. El operativo se realizó sin la necesidad de realizar ni un solo disparo.

El integrante de la Euskadi Ta Askatasuna, conocida comúnmente como ETA, que se encontraba de manera irregular en ese país, ya fue enviado hacia España. Tellería era buscado desde los años 80 por tenencia ilegal de armas y sindicado de haber participado en un atentado que le arrebató la vida a la inspectora de la Policía María Josefa García.

Al llegar a su domicilio, los efectivos encontraron condiciones visiblemente precarias. El diario Correo contó que el exmilitante conocido por los alias ‘Antxoka’, ‘Koldo’ y ‘Gotzon’ “había contado con cierta infraestructura para pasar desapercibido” durantes las tres décadas. Además, indicó que la constante lucha que desde hace un tiempo emprendió  México contra la organización vasca habría provocado que el etarra “quedase por fuera de la logística de apoyo de la banda”.

Con un bajo perfil logró mantenerse oculto aún cuando pesaba una circular roja en la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL). Desde sus redes sociales, el ministro del Interior de España, Juan Ignacio Zoido, celebró la captura y agradeció la colaboración de las autoridades de México.

Debido a que la justicia de España alertó sobre la prescripción de los delitos la primera semana de marzo, una vez que Tellería fue hallado, los uniformados inmediatamente lo trasladaron al Instituto Nacional de Migración (INM). Desde allí se realizaron todas las diligencias correspondientes para enviarlo de vuelta a su país de origen antes de que fuera demasiado tarde. En el operativo también participó la Procuraduría General de la República (PGR) de España.

Otras versiones no confirmadas aseguran que el hombre es responsable de participar no en uno sino en varios homicidios, además de mantener bajo su poder un depósito de armas en los años 80. Ambas naciones trabajaron en conjunto para agilizar su deportación y su condena, para así evitar que los hechos que datan de hace alrededor de tres décadas fueran a quedar bajo la sombra de la impunidad.

En el 2011, la ETA firmó un cese al fuego en el que se comprometió a desmantelar sus estructuras criminales y a entregar las armas, municiones y explosivos que permanecían en su poder. Desde entonces, el pacto se ha cumplido a medias. Tres años después del acuerdo, los líderes de la agrupación terrorista todavía le pedían a los demás miembros su colaboración para liquidar de una vez por todas la organización terrorista.

El Confidencial consignó que la inspectora de Policía García fue asesinada el 16 de junio de 1981 en  la villa turística Zarauz, perteneciente a la provincia de Guipúzcoa, en España. Según ese medio, en el homicidio de la mujer participó Tellería junto con otros dos miembros identificados como Antonio Goicoechea Elorriaga y José Luis Eciolaza Galán.