Temer buscaría retrasar una decisión judicial que podría sacarlo del poder
Share this on

Temer buscaría retrasar una decisión judicial que podría sacarlo del poder

El presidente Michel Temer espera que un juez federal recomiende su retiro por haber recibido financiación ilegal en su campaña vicepresidencial, pero cree que puede aplazar la decisión final del máximo tribunal electoral de Brasil hasta que salga del cargo el próximo año, según revelaron fuentes cercanas a la Presidencia a la agencia Reuters.

Si Temer puede retrasar el proceso, podría seguir adelante con las reformas fiscales y las políticas de austeridad que han levantado la moneda y las acciones de Brasil, aumentando las posibilidades de que el país salga de una profunda recesión en 2017.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) alega que los fondos procedentes de la corrupción y comisiones políticas se utilizaron para financiar la campaña electoral de Temer en 2014, cuando fue candidato vicepresidencial de Dilma Rousseff, quien fue destituida el año pasado por manipular cuentas presupuestarias.

El presidente de la mayor firma brasileña de ingeniería, Marcelo Odebrecht, confirmó ante el juez federal encargado del caso que su compañía hizo donaciones ilegales a la campaña. Ahora se espera que el juez Herman Benjamin recomiende en las próximas semanas que su elección sea anulada, agregaron las fuentes.

Si la decisión fuera confirmada por el tribunal electoral, Temer sería removido y un sucesor tendría que ser elegido por el Congreso para llevar a Brasil hasta las elecciones. Pero Temer está jugando contra el tiempo, pensando en un posible proceso de apelaciones que se prolongará hasta después de los comicios, programados para octubre de 2018, y a las que él ha dicho que no se presentará, según los informantes.

“Hay una amplia gama de opciones de apelación, por lo que el Presidente cree que esto se prolongará hasta 2019”, dijo el asesor presidencial que pidió anonimato al no estar autorizado para hablar sobre el asunto.

Los expertos legales dijeron que la corte, de corte conservador, es poco proclive a expulsar a un presidente, pero que todo podría cambiar si la peor recesión de Brasil continúa, y el creciente escándalo de sobornos paraliza al gobierno de Temer.

El establecimiento de Brasil se prepara para la explosiva publicación de declaraciones de culpabilidad de 77 empleados de Odebrecht que esperan listar docenas de políticos que habrían aceptado sobornos de la compañía que se encuentra en el centro de las investigaciones por ese delito en una docena de países latinoamericanos.

La cadena O Globo informó el jueves que el principal fiscal de Brasil, Rodrigo Janot, planeaba abrir investigaciones de corrupción contra 30 senadores y congresistas la semana próxima, basándose en el testimonio de Odebrecht.

El ex presidente ejecutivo de la compañía confirmó que se donaron unos 150 millones de reales a la campaña Rousseff-Temer, incluyendo 50 millones de reales en sobornos para facilitar la legislación que favoreció a Odebrecht.

Una fuente con acceso a la declaración de Odebrecht dijo a Reuters que este declaró que Temer nunca había discutido una contribución de campaña específica en una cena en 2014. Sin embargo, la prensa brasileña informó que el empresario encarcelado sí implicó al jefe de personal de Temer, Eliseu Padilha, señalándolo como el hombre que manejó las donaciones.

Se espera que el testimonio de Odebrecht selle el destino de Padilha, que se enfrenta a otras acusaciones de manejar pagos en efectivo para financiar el partido de Temer (el PMDB), aunque también prolongaría las investigaciones, ganando tiempo vital para el presidente.

“El proceso continuará un poco más porque habrá que hacer más declaraciones e investigaciones ahora”, dijo el abogado de Temer, Gustavo Guedes, en conversación telefónica. También dijo que era difícil saber si el caso llegaría al TSE en pleno este año o el próximo.

En mayo, Temer tendrá la oportunidad de llenar dos vacantes en el tribunal electoral de siete miembros y se espera que nombre a los juristas que favorecerán su caso.

Con información de Reuters.