Odebrecht habría pagado sobornos a la guerrilla de las FARC por 20 años
Share this on

Odebrecht habría pagado sobornos a la guerrilla de las FARC por 20 años

Tal como lo hacía con muchos políticos a lo largo y ancho del continente, la empresa brasileña de ingeniería y construcción Odebrecht habría pagado entre 50 mil y 100 mil dólares mensuales a la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) durante los últimos 20 años.

El fin de este pago sería el de obtener su “permiso” para llevar a cabo sus proyectos en zonas de influencia guerrillera, tal como lo publica la revista brasileña Veja, que viene publicando algunos de los detalles del escándalo en diversos frentes.

Esa revista anota que la revelación lleva todo el escándalo a una nueva dimensión, pues aunque el método es muy similar al que usaba con políticos con el fin de asegurarse contratos estatales, esta vez se trata de la financiación de un grupo al margen de la ley cuyos delitos han cobrado las vidas de cientos de miles de víctimas en Colombia.

Veja añade que desde la década de los 90 se vendría llevando a cabo esta práctica después de que, hartos por los secuestros y los impedimentos que presentaban los insurgentes para el desarrollo de los proyectos, Odebrecht decidiera cortar el problema de raíz, negociar la liberación de los rehenes y de paso acordar una ‘amnistía’ con sus trabajadores.

Todo esto a cambio de lo que se denominó “impuesto guerrillero”, que era presentado como un “costo operativo” adicional en los balances financieros, indica ese medio.

La revista Semana recoge un comunicado de Odebrecht, conocido por la agencia de noticias AFP, según el cual se reduce la versión de Veja al nivel de una “especulación”.

Ante las acusaciones, en Colombia varios sectores comenzaron a exigirle al grupo en proceso de desmovilización que declarara el dinero recibido durante esas alrededor de dos décadas.

Los jefes guerrilleros, que tan ardorosamente pidieron cabezas cuando se investigaba a funcionarios o políticos, quedaron nuevamente en el blanco de la opinión pública después de la revelación. Uno de ellos es alias Jesús Santrich, quien en entrevista con el diario argentino Página 12 aseguró que aunque como grupo rebelde su financiación “no era precisamente con auxilios estatales”, él no cree que Odebrecht haya financiado a las FARC.

“Claro que hemos recogido recursos de muchas áreas, de muchas zonas, de muchas empresas. Nuestra financiación no ha salido de la nada”

También lo confirmó de esa manera alias Pastor Alape, en rueda de prensa reseñada por el diario El Tiempo: “No tenemos conocimiento de que la insurgencia de las FARC haya recibido un peso para financiación de esta empresa”, aseguró.

Colombia ha sido uno de los países donde más se ha movido la influencia de la compañía brasileña, llegando incluso a implicar en fase de investigación las campañas presidenciales del propio jefe de Estado, Juan Manuel Santos, y el que fue su principal contendor en 2014, el uribista Óscar Iván Zuluaga.

Aunque las acusaciones por el momento no han tenido consecuencias más allá de lo político para ninguno de los dos, la presencia de sus nombres en el caso ha generado toda una tormenta política en un país que viene saliendo de su conflicto interno, para descubrir los daños y secuelas que ha venido dejando mientras tanto la corrupción.