Mexicano habría estafado con una pirámide a más de 5 mil personas en España
Share this on

Mexicano habría estafado con una pirámide a más de 5 mil personas en España

Se trata de José Cancino Puga, de 46 años y originario de la Ciudad de México, tal y como reza en el único documento del que se tiene registro de un hombre que, según versiones de los medios españoles, encabezó una pirámide con la que llegó a engañar a por lo menos 5 mil personas en el país ibérico.  La estafa, cuyo monto supera los 30 millones de euros, tuvo entre sus víctimas a jueces, excongresistas y algunas personalidades mediáticas de España.

La fachada bajo la que Cancino habría llevado a cabo el fraude era la de un negocio redondo que llegaba a ofrecer una rentabilidad hasta del 700%. La empresa que tenía sedes en Madrid, Alicante y Valencia llevaba por nombre “Ads-Broker”, y supuestamente se dedicaba a comercializar espacios de publicidad en Internet.

Los ingenuos “clientes” desembolsaron entre 100 y 60 mil euros, dinero suficiente para lograr reunir cerca de 30 millones de euros.

El sindicado, junto a otros dos mexicanos y un grupo de colaboradores, dio inicio a las operaciones en 2011 y finalizaron en el 2012, año en que, ‘por arte de magia’, desaparecieron sin dejar un solo rastro de su paradero. El único documento del que quedó algún registro es una fotocopia borrosa de su supuesto pasaporte.

Aunque fueron varias las personas que trabajaron en las oficinas de José Cancino, en su mayoría españolas, ninguna de ellas llegó a verlo en persona.

“A Cancino no le vimos la cara en dos años. Tratábamos con el director general de la compañía, Antonio Williams Secada, y su consejero delegado, Juan Fortes. Con ellos sí que tuvimos contacto porque tomaban las decisiones”, afirmó Iván Fernández, encargado de la gerencia de Medios en testimonio recogido por El País. Él es uno de los 17 señalados por participar en el engaño económico que investiga desde 2012 el Juzgado de Instrucción número 44 de Madrid.

Desde el 2013, la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) emitió una orden de arresto internacional para Cancino y dos compatriotas suyos, pero hasta el momento los tres ideólogos de la ‘pirámide’ continúan prófugos y sin conocerse su paradero.

Ante tanto misterio por la identidad y ubicación del supuesto estafador mexicano, diferentes víctimas del fraude han llegado a asegurar incluso que la figura de Cancino es un invento de los verdaderos estafadores para desviar las investigaciones. Así lo afirma en el informe realizado por El País, la abogada Virginia López Negrete, víctima del engaño y defensora de 120 de los afectados.

“Estoy convencida de que Cancino no existe. Es una ficción creada por los responsables en España de la compañía para despistar la investigación” aseguró la jurista.