Masivo rechazo argentino al plan económico de Mauricio Macri
Share this on

Masivo rechazo argentino al plan económico de Mauricio Macri

Miles de manifestantes se volcaron a las calles argentinas para manifestarse en contra del plan económico propuesto por el gobierno de Mauricio Macri durante su primer año de presidencia. Desempleo, aumento acelerado en los precios, reclamos salariales, recorte de personal en las entidades públicas y hasta el incremento en el índice de pobreza estuvieron a la orden del día.

Mientras el jefe de Estado de Argentina se encontraba en su residencia de Olivos, ubicada a las afueras de la capital, en Buenos Aires se vivió un caos durante toda la jornada. Importantes cortes en avenidas principales dieron paso a una gran masa de gente proveniente de diferentes zonas del país que se movilizó hasta la Casa Rosada, en la plaza de Mayo. En otras provincias también se sintió el paro.

Por un lado, los docentes de los recintos públicos decidieron no abrir el ciclo educativo hasta tanto no sean mejoradas sus condiciones salariales. Las autoridades provinciales propusieron aplicar un aumento del 18 por ciento, que sería pagado en diferentes tramos. Una medida que los gremios integrantes de la Federación de Educadores Bonaerense (FEB) decidieron rechazar.

Entre tanto, y luego de tres días sin clases, los colegios de la capital optaron por retomar la enseñanza y desde las aulas mantener un diálogo con el jefe de Gobierno de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta. Sumado al conflicto educativo, el Observatorio de la Deuda Social Argentina, que depende de la Universidad Católica (UCA), publicó un informe sobre los actuales índices de pobreza en el país.

Las cifras dadas a conocer por la Institución son contrarias a las políticas que desde el Ejecutivo han implementado para reducir la inflación e impulsar la economía de la nación. Para realizar el estudio se tomó en cuenta el periodo comprendido desde el 2010 hasta el primer trimestre del año pasado.

De acuerdo a la publicación, la tasa de pobreza hasta fines de 2015 era del 29 por ciento, y ya para el 2016 aumentó al 32,9, lo que “significaría un aumento de 1,5 millones de nuevos pobres. Cerca de 13 millones de personas por debajo de la línea de pobreza”. En lo que se refiere a los niveles de indigencia, la UCA aseguró que en los primeros meses del 2016 el país sumó cerca de 600 mil personas que hoy en día hacen parte de los 2,7 millones de indigentes en Argentina.

“El impacto inflacionario de la devaluación, sumado a los efectos recesivos de las medidas de ajustes adoptadas, elevaron nuevamente las tasas de pobreza en 2016”

El notorio incremento en los servicios públicos como el transporte, el gas, la luz, la telefonía y la canasta familiar han impactado fuertemente en el bolsillo de los argentinos.

Luego del informe de la UCA, el diario Clarín publicó que para calmar las aguas, el presidente Macri “presentó un plan de vivienda e infraestructura que promete volcar 85.000 millones a la economía en lo que resta del año”. La política apuntaria a los sectores más vulnerables de la Argentina.

Desde sus redes sociales, la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner criticó duramente el accionar del gobierno de Macri: