Un coloquialismo al hablar generó una verdadera pelea de perros entre Perú y Venezuela
Share this on

Un coloquialismo al hablar generó una verdadera pelea de perros entre Perú y Venezuela

La encargada de la diplomacia del gobierno de Venezuela llamó el lunes al presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski “cobarde” y “perro servil a Estados Unidos”, lo que llevó al Perú a responder enviando una nota de protesta y llamar a su embajador a consultas.

Kuczynski, que ganó las elecciones en su país el año pasado, ha sido uno de los críticos más enconados de la región al movimiento chavista en Venezuela. Lo curioso es que lo que originó la reacción fue una declaración suya durante un reciente discurso en Estados Unidos que molestó particularmente al gobierno del presidente Nicolás Maduro. Allí dijo que América Latina era como ‘un perro bien educado en la alfombra’, excepto Venezuela, que era “un gran problema”.

Maduro pidió una disculpa durante el fin de semana, y su ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, siguió el lunes con un ataque frontal en un evento en honor al exlíder Hugo Chávez. “Está solo, dando vueltas como un loco, como un buen perro que menea la cola al imperio y pide una intervención en Venezuela”, dijo.

Rodríguez también acusó al líder peruano de insultar la memoria de Chávez durante una reciente cumbre en Colombia. “Yo me levanté y le dije: ‘Mira, eres un cobarde’, y lo repito aquí, señor Kuczynski, eres un cobarde que osó empañar la memoria de nuestro comandante Hugo Chávez”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú dijo en una declaración que llamaría a su enviado en Caracas en respuesta a las declaraciones. “Tales expresiones son inaceptables entre dos estados que mantienen relaciones diplomáticas”, dijo el comunicado.

El ministro peruano de Relaciones Exteriores, Ricardo Luna, dijo que Kuczynski había empleado “una expresión idiomática y metafórica utilizada en círculos académicos” con el fin de describir la falta de conflictos de América Latina en lugar de “demonizar” a la región.

Con recientes movimientos hacia la derecha en Brasil y Argentina, el gobierno venezolano ha perdido apoyo en América Latina, aunque mantiene fuertes lazos con otros países de izquierda, como Bolivia, Cuba, Ecuador y Nicaragua.

Con información de REUTERS.