Trump confirma no se retirará del TLCAN, pero sí lo renegociará pronto
Share this on

Trump confirma no se retirará del TLCAN, pero sí lo renegociará pronto

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, le aseguró a los mandatarios de Canadá, Justin Trudeau, y México, Enrique Peña Nieto, que no se retirará del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en esta etapa, pero sí comenzará a renegociarlo pronto con ellos, dijo una Casa Blanca.

El anuncio se produjo después de que funcionarios de la Casa Blanca revelaran que Trump y sus asesores habían estado considerando emitir una orden ejecutiva para retirar a Estados Unidos del pacto comercial con Canadá y México, uno de los mayores bloques comerciales del mundo.

La Casa Blanca dijo que Trump habló por teléfono con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau: “El presidente Trump acordó no terminar el TLCAN en este momento y los líderes acordaron proceder con rapidez, de acuerdo con sus procedimientos internos requeridos, para permitir la renegociación del TLCAN en beneficio de los tres países”, se lee en un comunicado.

“Es un honor tratar con el presidente Peña Nieto y con el primer ministro Trudeau, y creo que el resultado final hará que los tres países sean más fuertes y mejores”, expresó Trump.

La moneda mexicana y la canadiense se recuperaron en las bolsas asiáticas después del anuncio. El dólar estadounidense cayó un 0,6 por ciento respecto a su contraparte canadiense y un 1 por ciento frente al peso. Las noticias sobre el potencial retiro estadounidense del TLCAN habían generado su desplome.

La Casa Blanca había estado considerando una orden ejecutiva de salir del TLCAN tan pronto como llegara al centésimo día de Trump en el cargo, pero hubo división entre sus principales asesores sobre si dar semejante paso.

Durante su campaña electoral, Trump amenazó con renegociar el tratado, y la semana pasada se quejó amargamente sobre las prácticas comerciales canadienses.

Fue bajo una orden ejecutiva firmada por Trump el 23 de enero que Estados Unidos se retiró del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica.

Una interrupción del comercio entre los tres socios del TLCAN podría causar estragos en el sector automotriz y otras industrias, afectando a empresas que se han beneficiado de cero aranceles y relativamente bajos costos laborales en México. También afectaría duramente a las exportaciones agrícolas de los Estados Unidos.

“Abandonar totalmente ese acuerdo significa que esas ganancias se pierden”, dijo Paul Ferley, economista del Royal Bank of Canada.

Trump ha prometido reiteradamente retirarse del pacto comercial de 23 años si no puede renegociarlo con mejores términos para Estados Unidos. Hace tiempo que ha acusado a México de destruir empleos en Estados Unidos, que pasó de tener un pequeño superávit comercial con México a principios de la década de 1990 a un déficit de 63.000 millones de dólares en 2016.

Trump ha enfrentado algunos contratiempos desde que asumió el cargo en enero, incluyendo órdenes judiciales para bloquear partes de sus decretos para limitar la inmigración.

Retirarse del TLCAN le permitiría decir que cumplió una de sus principales promesas de campaña, pero también podría hacerle daño en los estados que votaron por él en las elecciones.

“Señor Presidente, los granjeros de maíz de Estados Unidos ayudaron a elegirlo”, dijo la Asociación Nacional de Productores de Maíz en un comunicado. “La retirada del TLCAN sería desastrosa para la agricultura estadounidense”, agregaron.

Opiniones divididas

Una primera fuente de la administración dijo a Reuters que había opiniones divididas dentro del gobierno estadounidense sobre cómo proceder. Asimismo, señaló que la administración quería pisar con cuidado.

México había esperado iniciar las renegociaciones del TLC en agosto, pero la posible orden ejecutiva podría añadirle urgencia al tema. México se levantaría de la mesa de negociaciones en lugar de aceptar un mal acuerdo, según el ministro de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray.

Trump ordenó aranceles del 20 por ciento sobre las importaciones de madera blanda canadiense, estableciendo un tono tenso mientras los tres países se preparaban para renegociar el pacto.

Canadá dijo que estaba listo para asistir a conversaciones sobre la renovación del TLCAN en cualquier momento. “Las negociaciones del TLCAN no han comenzado; Canadá está listo para asistir a la mesa en cualquier momento”, dijo Alex Lawrence, portavoz de la canciller canadiense, Chrystia Freeland.

Con información de REUTERS.