“La madre de todas las marchas” dejó tres muertos este miércoles en Venezuela
Share this on

“La madre de todas las marchas” dejó tres muertos este miércoles en Venezuela

Dos estudiantes y un sargento de la Guardia Nacional murieron tiroteados el miércoles durante las protestas contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro, lo que incrementó la agitación en Venezuela.

Los partidarios de la oposición protestaron en Caracas y otras ciudades de Venezuela en lo que ellos llamaron “La madre de todas las marchas”, denunciando a Maduro por erosionar la democracia y hundir la economía en el caos.

Dos enormes muchedumbres se reunieron principalmente en Caracas, entre disidentes y partidarios de Maduro, que también sostuvieron una contra-manifestación a favor del presidente. Los choques de los primeros con las autoridades fueron divulgados por medios internacionales, aunque por ejemplo el canal del medio colombiano El Tiempo fue vetado durante la jornada.

Maduro volvió a matizar las protestas como esfuerzos de la oposición para dar un golpe de Estado contra el socialismo en Venezuela. La oposición responde llamándolo dictador y acusa a su gobierno de usar civiles armados para difundir violencia y miedo.

Las muertes ya suman ocho durante las protestas durante este mes. La oposición culpa de ellas a las fuerzas de seguridad y los presuntos grupos paramilitares. Además, más de 400 personas fueron arrestadas durante las protestas del miércoles, dijo el grupo de derechos humanos Foro Penal.

La oposición convocó más protestas este jueves, en lo que ya convierte las de este año en las más prolongadas desde 2014. “El mismo lugar, a la misma hora”, dijo el líder de la oposición, Henrique Capriles por la noche.

Las marchas del miércoles también se asemejaron a los enfrentamientos entre manifestantes pro y anti-gubernamentales en 2002, los cuales desencadenaron un breve y fallido golpe contra el fallecido presidente Hugo Chávez.

La fiscalía investiga

Carlos Moreno, un estudiante de 18 años, salía de su casa para jugar al fútbol en Caracas cuando los partidarios del gobierno armado dispararon a una aglomeración opositora cercana, según testigos. Estos mismos sostuvieron que se le disparó en la cabeza, y murió en una clínica después de someterse a una cirugía.

La estudiante universitaria Paola Ramírez murió el miércoles en San Cristóbal, cerca de la frontera con Colombia, después de ser tiroteada por hombres que la persiguieron junto con su novio, según familiares y testigos. “Estábamos en una moto y nos estaban siguiendo, disparando”, dijo su pareja a Reuters.

“La dejé en un bloque donde iba a encontrar a su hermana y fui a esconder la moto, oí disparos y cuando llegué ella estaba en el suelo. Traté de protegerla tanto como pude”, agregó , Sollozando delante de su cuerpo.

La oposición atribuyó ambas muertes a grupos conocidos como “colectivos”, partidarios armados del gobierno que son frecuentemente acusados ​​de participar en enfrentamientos durante las protestas, aunque difíciles de identificar.

Un sargento de la Guardia Nacional fue asesinado por un francotirador durante las “violentas protestas” en el estado de Miranda y un coronel resultó herido según fuentes oficiales.

¡Fuera Maduro!

Agitando banderas de Venezuela y gritando “No más dictadura” y “Maduro fuera”, manifestantes obstruyeron un tramo de la carretera principal en Caracas, mientras que las tropas dispararon gas lacrimógeno en los barrios de Caracas, San Cristóbal, Puerto Ordaz y Punto Fijo.

“Tenemos que protestar porque este país se está muriendo de hambre”, dijo Alexis Mendoza, un administrador de 53 años marchando en el barrio caraqueño de El Paraíso.

“Hay mucha gente en la oposición y están llenos de valor”

La marcha continúa una quincena de violentas protestas desencadenadas por una después rectificada decisión del Tribunal Supremo de Justicia de asumir los poderes de la Asamblea Nacional. La oposición exige elecciones anticipadas, liberación de presos políticos, ayuda humanitaria y respeto a la autonomía de la legislatura dirigida por la oposición.

Maduro ha acusado a la oposición de revivir el golpe de 2002 contra Chávez. Por la tarde se dirigió a una concurrida población de color rojo en Caracas para declarar que una “derecha corrupta e intervencionista” había sido derrotada.

“Hoy la gente estaba junto a Maduro!”, dijo el presidente, criticando a sus rivales como el “anti-Cristo”.

“¡Aquí estamos, gobernando, gobernando, gobernando con el pueblo!”

Los analistas desestiman un golpe contra Maduro desde que Chávez lanzó una amplia purga de las fuerzas armadas. Algunos venezolanos también se alejan de las protestas, temerosos de la violencia, escépticos de que las marchas pueden producir cambios, o demasiado ocupados buscando comida en medio de la recesión.

Con información de REUTERS.