Crece la tensión, las manifestaciones y la inestabilidad en Venezuela
Share this on

Crece la tensión, las manifestaciones y la inestabilidad en Venezuela

Manifestantes de la oposición y oficiales de seguridad se enfrentaron el jueves cuando las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro ganaron nuevo ímpetu en Venezuela.

Tres legisladores de la oposición dijeron a través de Twitter que un joven fue asesinado en un suburbio de Caracas por las fuerzas de seguridad, aunque la agencia Reuters no pudo confirmarlo de forma independiente.

Las manifestaciones se desencadenaron el fin de semana pasado, cuando el Tribunal Supremo de Justicia asumió las funciones de una Asamblea Nacional controlada por la oposición, lo cual fue condenado por la oposición como el paso definitivo hacia la dictadura.

Aunque la decisión fue anulada, la oposición intensificó las protestas callejeras contra el presidente Nicolás Maduro, a sabiendas de que estas han logrado poco en el pasado.

Miles de personas bloquearon el jueves una carretera principal de Caracas, cantando “¡Fuera Maduro!” y “¡No más dictadura!”.

“¡El defensor de los derechos humanos tiene que dejar de ser el defensor del Partido Socialista!”, señaló el líder de la oposición Henrique Capriles en una emisión en línea mientras marchaba.

Las fuerzas de seguridad bloquearon la marcha, provocando enfrentamientos con decenas de jóvenes enmascarados en una escena repetida una y otra vez en los últimos 15 años. Los manifestantes arrojaron piedras y bombas de gasolina mientras los agentes de seguridad disparaban gases lacrimógenos y dispersaron a las multitudes hacia media tarde. La oposición convocó otra marcha a nivel nacional el sábado.

Los críticos de Maduro están exigiendo la remoción de los siete jueces del TSJ que firmaron la decisión de la semana pasada. También acusan al gobierno de bloquear las elecciones de gobernadores de estados, lo que las encuestas sugieren que no terminaría bien para el partido gobernante.

El defensor del pueblo, Tarek Saab, tumbó el jueves por la noche una medida de censura contra los jueces de la Corte Suprema aprobada por la Asamblea, argumentando que el controvertido fallo fue “aclarado” al revocarse la decisión.

Maduro dijo en un discurso televisado que las autoridades habían detenido a 30 personas involucradas en la manifestación.

“Sr. Capriles, usted está jugando a encender Venezuela”, dijo por su parte el funcionario del Partido Socialista, Freddy Bernal, durante la manifestación del gobierno.

“Usted está buscando muertos. Usted será responsable ante la justicia venezolana de lo que pase en este país (…). Luego no venga a llorar con que es un preso político y termina en el calabozo con sus amigos Leopoldo López y Julio Borges”

Las tensiones han estado creciendo a diario. El intercambio de gas lacrimógeno y rocas se ha mantenido entre manifestantes y las fuerzas de seguridad desde el martes, cuando los enfrentamientos dejaron 20 personas heridas y provocaron 18 arrestos, según el Foro Penal Venezolano.

A pesar de la fatiga de los manifestantes, el temor a la violencia y que muchos venezolanos pasan gran parte de su día en busca de alimentos, no se produjeron disturbios mayores a los de 2014.

La oposición dijo que enfrenta una creciente persecución. El líder de uno de sus partidos, el Copei, buscó refugio en el domicilio del embajador chileno en Caracas el miércoles, según la cancillería chilena.

Los manifestantes de la oposición han dicho que sus manifestaciones están siendo bloqueadas por las autoridades, que cierran las estaciones de metro y añaden puestos de control en las principales autopistas.

“Pueden hacer lo que quieran, pero la gente de Venezuela hará oír su voz hoy en la calle”, dijo el legislador de oposición Juan Requesens, que ha dirigido protestas esta semana e incluso ha salido herido de consideración.

Con información de REUTERS.