Venezuela comenzará este jueves el trámite de dos años para abandonar la OEA
Share this on

Venezuela comenzará este jueves el trámite de dos años para abandonar la OEA

Venezuela anunció este miércoles que se retira de la Organización de Estados Americanos (OEA), profundizando el aislamiento diplomático en que se encuentra.

Esa organización, muy crítica del presidente Nicolas Maduro, había advertido en cabeza de su secretario general, Luis Almagro, que Venezuela podría ser expulsada del grupo, acusando a su gobierno de erosionar la democracia del país retrasando las elecciones y negándose a respetar la autonomía de un Congreso donde la oposición es mayoría.

El gobierno aseguró que su decisión corresponde a una presunta campaña orquestada desde Washington contra el gobernante Partido Socialista. También acusan a esas fuerzas extranjeras de pretender pisotear la soberanía del principal adversario ideológico de Estados Unidos en la región.

“Mañana, según lo ordenado por el presidente Nicolás Maduro, presentaremos una carta de renuncia a la Organización de Estados Americanos, y comenzaremos un procedimiento que tomará 24 meses”, dijo la ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, en una declaración televisada.

El anuncio se produjo luego de que la OEA acordara el miércoles una reunión de cancilleres para discutir la situación en Venezuela. Maduro había advertido el martes que sacaría al país del grupo si se convocaba a la reunión.

La decisión aumenta el estado de deriva en que se mueve Venezuela en materia de diplomacia y relaciones internacionales, aunque la limitada influencia de la OEA significa que su salida tendrá pocas implicaciones económicas para la nación miembro de la OPEP, que ya lleva tiempo luchando con una inflación de tres dígitos, escasez crónica de productos y una recesión paralizante.

Más de 15 años de tensiones diplomáticas entre Caracas y Washington han influido poco y nada para interrumpir el flujo de petróleo y combustible hacia las costas estadounidenses.

La OEA, alguna vez dominada por influyentes gobiernos izquierdistas de países como Argentina y Brasil, se ha enfrentado durante meses con Venezuela ahora que recientes cambios en los gobiernos en ambos países trajeron líderes abiertamente hostiles hacia Maduro.

Vea después: OEA vuelve a advertir a Venezuela: elecciones o suspensión en 30 días.

El gobierno de Maduro sostiene que la OEA sirve a los intereses de la política de Estados Unidos, y descalifica a Almagro, exministro de Relaciones Exteriores uruguayo, alguna vez amigo de los socialistas venezolanos, como ‘peón’ de Washington.

Los adversarios de Maduro lo acusan de retrasar las elecciones para evitar sufrir derrotas en las urnas.

Con información de REUTERS.