Venezuela amenaza con abandonar la OEA… antes de que la saquen
Share this on

Venezuela amenaza con abandonar la OEA… antes de que la saquen

Venezuela advirtió el martes que dejaría a la Organización de Estados Americanos (OEA) si el organismo regional mantiene una posible reunión de Ministros de Relaciones Exteriores convocada para debatir la crítica situación de ese país.

El gobierno de Venezuela y la OEA han estado chocando durante meses, e incluso Luis Almagro, secretario general de la organización, ha dicho que Venezuela debería ser suspendida del organismo si no celebra elecciones generales “tan pronto como sea posible” en medio de una gravísima crisis económica.

La organización, con sede en Washington, anunció el martes que su consejo permanente celebrará una reunión este miércoles para considerar un proyecto de resolución sobre la situación en Venezuela convocando un llamado a consulta de los Ministros de Relaciones Exteriores de los Estados miembros.

La reunión fue solicitada por más de una docena de países, entre ellos Estados Unidos y el peso pesado regional; Brasil.

“Si una reunión de Ministros de Relaciones Exteriores se lleva a cabo sin la aprobación y consentimiento del gobierno venezolano en la Organización de Estados Americanos, he recibido instrucciones del jefe de Estado, el presidente Nicolás Maduro, para iniciar el proceso de retiro de Venezuela de esta organización”, respondió la ministra de Relaciones Exteriores, Delcy Rodríguez, mediante la televisión estatal venezolana el martes por la noche.

El gobierno de Maduro considera a la OEA como un “peón” de la hostil política estadounidense, y ha descalificado a menudo a Almagro, exministro de Relaciones Exteriores uruguayo, como una ficha que trabaja para sus adversarios ideológicos en la capital estadounidense.

Para que Venezuela sea suspendida de la OEA se necesitaría una votación de dos tercios de la Asamblea General, compuesta por 34 naciones. Pero Caracas puede contar con el apoyo de muchas naciones pobres de Centroamérica y el Caribe que reciben crudo venezolano en condiciones favorables.

Aliados izquierdistas como Bolivia y Ecuador también se volcarían detrás de Maduro. Sin embargo, la tendencia en Sudamérica está virando en otro sentido, con Argentina, Brasil y Perú cambiando sus gobiernos de corte de izquierda en los últimos meses.

Con información de REUTERS.