Cuatro de los volcanes más peligrosos del mundo están en Latinoamérica
Share this on

Cuatro de los volcanes más peligrosos del mundo están en Latinoamérica

Según un estudio elaborado por Erik Klemetti, profesor asistente de Ciencias de la Tierra en la Universidad de Denison, Ohio, en los Estados Unidos, cuatro de los volcanes más peligrosos a nivel mundial se encuentran ubicados en países de Latinoamérica: dos en El Salvador, uno en México y uno en Guatemala forman parte del ránking que completan dos volcanes italianos, un etíope, un japonés, un taiwanés y un filipino.

Klemetti, quien es considerado un experto en vulcanología, basó su evaluación en la cantidad de víctimas que han dejado erupciones pasadas, el número de habitantes que residen cerca a los volcanes, la clase o tipo de magma que contiene cada volcán y el riesgo que existe en estos lugares de llegar a darse una explosión de gran magnitud.

En ese sentido, El Salvador cuenta con dos volcanes que son realmente una constante amenaza para la vida de los habitantes que viven en las cercanías.

El primero es el Coatepeque, ubicado en el centro del país: “una gran erupción de la caldera de este volcán generaría gran impacto en la capital de San Salvador y en la ciudad de Santa Ana”, tal y como asegura el portal elsalvador.com.

Por su parte, el profesor estadounidense señala que “es una caldera ocupada por un lago. Tiene un potencial peligro por la explosividad o flujos de lodo (lahares)”. Además de que “por la riolita y dacita (tipos de piedra volcánicaroca), su magma es propenso a erupciones grandes y explosivas”.

Del segundo volcán salvadoreño incluido entre los más peligrosos del planeta, el Ilopango, el medio salvadoreño resalta que es “otra caldera pero que a diferencia de Coatepeque, ha estallado en los últimos 200 años (1880 para ser exactos). Alrededor de 450 CE, Ilopango tenía una erupción VEI 6 (índice de explosividad volcánica) que cubría gran parte de El Salvador con ceniza y derribó ciudades mayas en toda la región”.

Los otros dos volcanes Latinoamericanos que aparecen en el listado de Klametti, son el Santa María, situado en Guatemala y el campo volcánico de Michoacan-Guanajuato, en México.

Sobre el guatemalteco, más conocido como el volcán ‘Santiaguito’, se destaca su cráter activo. Mientras que por el lado del territorio situado en México, elsalvador.com reseña que “casi 6 millones de personas viven dentro de los 5 kilómetros de este campo volcánico que ha producido conos piroclásticos generados por erupciones explosivas. Se ha producido numerosos VEI 3 y 4 erupciones más del Holoceno de 1,400 orificios de ventilación”.

El autor reconoce que este estudio es un poco diferente a los que tradicionalmente se realizan. Además aseguró que puede ser muy variable debido a distintos factores, por lo que es sumamente importante realizar este tipo de evaluaciones de manera periódica para así evitar que ocurran tragedias y desastres.

En declaraciones citadas por El Mundo, el experto señala que “financiar la investigación volcánica y la supervisión junto con las organizaciones de gestión de emergencias, es la única manera que podemos esperar para protegernos de los desastres volcánicos mayores”.