Elección de la Asamblea Constituyente de Nicolás Maduro será en julio
Share this on

Elección de la Asamblea Constituyente de Nicolás Maduro será en julio

Frente a la creciente inestabilidad, el impopular presidente venezolano Nicolás Maduro prometió el martes avanzar en julio con la elección de su Asamblea Nacional Constituyente para reescribir la constitución antes de las elecciones regionales de diciembre.

En un aparente intento de demostrar que el gobierno buscaba una solución democrática, el jefe del consejo electoral dijo la votación de la controvertida constituyente se celebraría a finales de julio.

Según él, las elecciones para gobernadores regionales, que debían celebrarse el año pasado, tendrían lugar el 10 de diciembre.

La oposición reaccionó con furia, convencida de que estos movimientos son la forma con que Maduro pretende aferrarse al poder, temiendo que mediante este proceso se puedan reescribir reglas o excluir a los partidos de oposición, haciendo de las elecciones futuras una farsa en la que probablemente vencerían los candidatos gobernantes en vez de los opositores, como se supone que sucedería si los comicios fueran libres y justos.

“La decisión de hoy no es más que un mal anuncio destinado a dividir, distraer y confundir a los venezolanos”, dijo el presidente del Congreso Julio Borges, líder opositor cuya coalición está presionando para elecciones anticipadas, ayuda humanitaria para aliviar la escasez de alimentos, medicinas y libertad para los presos políticos encarcelados.

“Hoy hemos entrado en una nueva etapa, y eso significa más lucha y más acción callejera”, dijo Borges en un video el martes por la noche.

Un magistrado de la Corte Suprema condenó la anunciada asamblea diciendo que “no era la solución a la crisis”, y pidió a Maduro que “pensara cuidadosamente” para evitar más derramamiento de sangre.

Maduro se mostró impávido el martes, presentando la “asamblea constituyente” de 540 miembros como una manera de desactivar las protestas contra el gobierno, las cuales califica como una conspiración respaldada por Estados Unidos para derrocar el “socialismo del siglo XXI”.

“Votos o balas, ¿qué quiere la gente?”, preguntó Maduro a una multitud de partidarios que ondeaban banderas venezolanas en el palacio presidencial de Miraflores. “¡Vamos a las elecciones ahora!”, dijo antes de detallar cómo la nueva asamblea será parcialmente elegida por votos a nivel municipal y parcialmente por diferentes grupos, incluyendo trabajadores, agricultores, estudiantes y pueblos indígenas.

En un signo revelador de disensión interna, la fiscal de Venezuela advirtió que el plan de Maduro arriesgaba profundizar la crisis. “Los disturbios persistentes y cada vez más violentos eventualmente inducirán a las principales partes interesadas a abandonar a Maduro y a negociar una transición rápida que establezca un calendario para las nuevas elecciones, pero el calendario preciso es imposible de predecir”, dijo la consultora política Eurasia Group el martes.

Con información de REUTERS