Argentina y Paraguay cesaron una disputa de 30 años por Yacyretá
Share this on

Argentina y Paraguay cesaron una disputa de 30 años por Yacyretá

Después de tres décadas de disputa por la represa binacional de Yacyretá, Argentina y Paraguay firmaron un acta de Entendimiento para superar el litigio. La considerable reducción de una millonaria deuda, que se debe y data de la construcción de la hidroeléctrica, fue uno de los factores que permitió superar la crisis.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, y su par paraguayo Horacio Cartes, se dieron cita en las instalaciones de la represa ubicada entre la ciudad de Ituizangó y Ayolas. Ambos mandatarios estuvieron de acuerdo en firmar un compromiso para reordenar el funcionamiento económico y así incrementar la capacidad eléctrica de la infraestructura.

Desde su página oficial, la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) aseguró que con la nueva negociación no solamente se van a generar nuevas fuentes de trabajo sino que también el sector energético de ambos países se verá beneficiado. Según consignó esa entidad, el presidente Macri aseguró que el acuerdo se alcanzó “porque como nunca antes nos sentamos a negociar como iguales, con sinceridad”.

Al momento de construir la hidroeléctrica de Yacyretá, Argentina asumió el financiamiento de una gran parte de la misma a modo de préstamo con la nación vecina. Sin embargo, lejos de considerarlo una deuda, Paraguay asumió el gesto como un aporte. La cifra en discusión ronda los 17 mil millones de dólares; cantidad que con la firma del acuerdo se reduciría a 4 mil millones. El dinero deberá ser saldado en un plazo de 20 años.

En el caso de que la resolución binacional reciba el aval de ambas naciones, algunos de los puntos a discutir tienen que ver con la repartición de las compensaciones, la forma de pago y la reducción de los gastos. Paraguay también le deberá abonar a Argentina otros 1.000 millones de dólares en concepto de reparación.

Desde el momento en que se  construyó la represa de Yacyretá sobre el curso del río Paraná, se han registrado diferentes desbordamientos en el territorio argentino.

Para que el acta de Entendimiento entre en vigencia deberá ser aprobada por el congreso de los dos países. De ser así, ambos mandatarios realizarán una inversión para ampliar por un lado la infraestructura de la hidroeléctrica de Yacyretá y por el otro, construir una central en el brazo Aña Cuá, perteneciente a Paraguay.

Detrás de las negociaciones se encuentra el director de la EBY, Humberto Schiavoni, quien según información del diario ABC Color estaría dispuesto a iniciar la licitación del brazo Aña Cuá, aún cuando no ha sido aprobado el acuerdo. Para el titular de la entidad el gesto conciliador del presidente de Argentina es una muestra de que el proyecto solo depende ahora de un trámite diplomático.

En referencia a la construcción de la nueva central, según información de ese medio, Schiavoni manifestó que el proyecto tomará tres o cuatro años y tendrá un costo de 600 millones de dólares que serán financiados con una parte de los ingresos que recibe la hidroeléctrica de Yacyretá. Cada año la hidroeléctrica tiene una producción de 2o.000 Gigavatios, que se espera aumente tras el fin del conflicto entre Argentina y Paraguay.