Hombre incinerado en Venezuela habría sido quemado por ladrón, mas no por Chavista
Share this on

Hombre incinerado en Venezuela habría sido quemado por ladrón, mas no por Chavista

El testimonio del fotógrafo de la agencia Reuters Marco Bello da pistas sobre los motivos por los que algunos manifestantes prendieron fuego a un hombre en Caracas, capital de Venezuela. Bello ha cubierto muchas escenas violentas durante siete semanas de protestas contra el gobierno, pero fue testigo del particularmente impactante incidente el fin de semana.

Decenas de miles de manifestantes que se oponían al gobierno del presidente Nicolas Maduro habían estado marchando por una vía del este de Caracas, y cuando las fuerzas de seguridad bloquearon su camino, todo se redujo a un enfrentamiento.

“Vi a un hombre corriendo delante de mí y cómo un grupo de manifestantes, la mayoría encapuchados y con escudos improvisados, lo perseguían”, dijo Bello, de 47 años. “Yo los seguí, y unos 100 metros adelante, los manifestantes capturaron al hombre y lo rodearon. Cuando me acerqué y me metí a través del círculo de personas para tomar fotos, alguien ya había vertido gasolina sobre el hombre y le había prendido fuego . ”

Aunque Maduro acusó a la multitud de atacar al hombre, a quien identificó como Orlando Figuera, de 21 años de edad, porque era partidario del gobierno, Bello dijo que en ese momento lo llamaban ‘ladrón’. “Lo único que oí en todo momento fue que lo acusaban de intentar robar a una mujer, y no oí a nadie acusándolo de ser un infiltrado oficialista”, señaló el fotógrafo.

Durante la crisis económica y política de Venezuela, los linchamientos se han vuelto comunes, matando a una persona cada tres días, según el monitoreo del Observatorio Venezolano de la Violencia.

Con las llamas en la espalda, el hombre corrió a través de la multitud, golpeó una moto en el suelo, y se arrancó su camisa. Algunas personas lo persiguieron y lanzaron piedras, mientras que otros trataron de calmar a los agresores y formaron un círculo protector a medida que el fuego disminuyó.

El hombre sobrevivió, aunque con graves quemaduras.

“He tratado de evitar ver las fotos, me afectaron”, dijo Bello, quien cree apasionadamente en el registro de los problemas de su país y se muestra profundamente entristecido por la violencia. “Un día, hace unas semanas, vi un vehículo blindado atropellar a un joven, luego un tipo que se encendió por el fuego de una moto en llamas”, cuenta el repotero gráfico. “Un poco más tarde, vi a una madre sosteniendo a su niña y corriendo para protegerla del gas lacrimógeno. Ese día fue duro, especialmente cuando vi a la chica. Tengo una hija de cuatro años y medio”, cofesó.

¿Cómo lidia con experiencias tan terribles? “El sábado, me concentré en los aspectos técnicos de las fotos, es una forma de defensa, supongo. La multitud estaba loca, no se puede razonar con ellos, no piensan. Más tarde, cuando las cosas se calmaron, pensé ‘esto es una locura'”.

Originalmente técnico en computación, Bello comenzó a tomar fotos como un pasatiempo hace una década, convirtiéndose en profesional en 2013, cuando el ex líder Hugo Chávez murió. “Fue un momento importante en la historia de Venezuela”, destaca.

Con información de REUTERS