Ciudadano ruso iba a ser linchado en Cancún por comentarios racistas contra mexicanos
Share this on

Ciudadano ruso iba a ser linchado en Cancún por comentarios racistas contra mexicanos

Una multitud de mexicanos enojados atacó a un hombre ruso en la ciudad balneario de Cancún con palos y rocas por sus repetidos insultos contra la población mexicana. El hombre de 42 años fue acusado de apuñalar a un joven en medio del enfrentamiento.

La policía rescató al hombre, identificado como Aleksei Makeev, después de que la multitud asaltara su apartamento el viernes por la noche, tal como informó Guillermo Brahms, secretario general del municipio de Benito Juárez, que abarca a Cancún.

Imágenes borrosas del ataque circularon ampliamente en medios mexicanos el sábado. En un clip, los asaltantes pueden ser escuchados gritando “Vas a morir” y “Voy a decapitarte”, mientras el hombre trata de huir por un tejado.

El incidente comenzó cuando un grupo de personas se confrontó a Makeev sobre sus comentarios hacia los locales, muchos de los cuales grabó y publicó en línea.

Makeev apuñaló a un joven que se metió en su apartamento, provocando que la muchedumbre enardecida creciera y la violencia aumentara, dijo Brahms.

El joven murió más tarde de sus heridas mientras Makeev, que fue trasladado al hospital para recibir tratamiento, está detenido allí bajo custodia preventiva, dijo el funcionario.

Las autoridades dijeron que Makeev hizo videos de sí mismo insultando a la gente en lugares públicos en ruso, inglés y español. En algunos, habló contra un telón de fondo de esvásticas.

No estaba claro por cuánto tiempo había estado Makeev en México, pero Aquaworld, una compañía que ofrece tours marítimos en Cancún, dijo en un comunicado en Facebook que el ruso había sido despedido de su nómina en noviembre de 2015 debido a su comportamiento agresivo.

El Instituto Nacional de Migración de México dijo en una declaración separada que se habían presentado múltiples denuncias contra Makeev debido a su comportamiento, y que estaba buscando la cooperación de las autoridades rusas para deportarlo.

La embajada rusa no hizo comentarios inmediatos.

Con información de REUTERS