Dos bajas notables para el narcotráfico en México
Share this on

Dos bajas notables para el narcotráfico en México

El crimen organizado mexicano sufrió un fuerte golpe tras confirmarse la muerte de líderes de dos de los carteles más peligrosos del narcotráfico en el país. Julián Manuel Loisa, alias ‘El Comandante Toro’ y Francisco ‘Pancho’ Carreón, fueron abatidos durante enfrentamientos con las Fuerzas Federales. El primero era el cabecilla del “Cartel del Golfo”, mientras que el segundo comandaba “Los Zetas”. Ambos operaban en la ciudad de Reynosa, en el estado de Tamaulipas, al noroeste de México.

Los hechos ocurrieron a la madrugada del pasado 22 de abril. ‘Toro’ fue abatido en la ciudad de Reynosa, en medio de protestas y manifestaciones que incluyeron incendios para impedir que elementos de infantería de la Marina-Armada de México (Semar) capturaran al capo.

Correón, por su parte, fue dado de baja en Ciudad Victoria, también en medio de un enfrentamientos con efectivos de las Fuerzas Armadas.

La noticia del deceso de los dos delincuentes fue confirmada por el Gobierno de Tamaulipas mediante su cuenta de Twitter, en donde destacaron que ambos eran considerados “objetivos importantes” de las autoridades de México.

En lo que va del año, las Fuerzas Armadas habían intentado en cinco oportunidades capturar a Loisa. Sin embargo ‘”El Toro’ recibía “pitazos” [alertas] de algunos funcionarios de la policía local, lo que dificultaba su aprehensión, reconocieron elementos federales, quienes pidieron el anonimato” tal y como señala El Universal.

Ese medio que resalta que este individuo era uno de los narcotraficantes más buscados del país: “Era considerado uno de los probables narcotraficantes más buscados, se le relaciona con delitos derivados de delincuencia organizada, y en la ciudad fronteriza han sido colgadas varias mantas con mensajes firmados por ‘Comandante Toro’ y Cártel del Golfo (CDG)”, añade.

Según informó Proceso “antes de ascender como jefe de plaza de Reynosa, el ‘Comandante Toro’ era responsable de las operaciones del CDG en Camargo y Ciudad Mier, entre otros municipios de la Frontera Chica”.

Varios eran los delitos de los que estaba acusado Loisa. “Ejecuciones, cobros de piso, secuestros, robo de hidrocarburos, tráfico de armas y trasiego de droga en Reynosa y en Texas, Estados Unidos”, además de corrupción a varios funcionarios y autoridades tanto estatales como federales, tal y como explica Excelsior.

“Julián Manuel Loisa Salinas tejió por años una red de complicidad con elementos de las policías Federal Estatal y Ministerial y la municipal de Tamaulipas” detalló el portal informativo mexicano.

Los dos grupos que eran liderados en la zona por los delincuentes abatidos han estado en disputa territorial desde hace un tiempo. Cabe destacar que “Los Zetas” es un cartel que nació como un brazo armado del Cartel del Golfo (CDG), al cual hoy en día combaten.

Tanto el Gobierno de Tamaulipas como el Ayuntamiento de Reynosa declararon alerta roja para la ciudadanía y solicitaron adoptar todas las medidas necesarias para evitar cualquier tipo de problema que pueda desencadenar una tragedia.