El atún permitirá a México sancionar a EE.UU. por hasta USD 163 millones anuales
Share this on

El atún permitirá a México sancionar a EE.UU. por hasta USD 163 millones anuales

La Organización Mundial del Comercio (OMC) emitió el documento que finalmente le permite a las autoridades mexicanas sancionar diversos productos importados desde los Estados Unidos, todo gracias a la victoria que tuvo México en la denominada ‘batalla del atún’. Cabe recordar que en esa larga y ardua disputa, el país latinoamericano reclamó ante el ente regulador del comercio internacional que su atún era discriminado en el territorio estadounidense.

El monto permitido por parte de la OMC con el que México podrá imponer las sanciones comerciales a las importaciones estadounidenses, quedó establecido en 163 millones de dólares al año. El gobierno de México, encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto, había solicitado un total de 427 millones de dólares.

“La cifra autorizada es la que ya había considerado adecuada el pasado 25 de abril el fallo arbitral emitido por la OMC por los perjuicios económicos sufridos por México por la medida, que infringe las normas de la organización multilateral” destacó el portal Entorno Inteligente.

La cantidad acordad podrá cobrarse hasta que Estados Unidos cambie el reglamento con el que viola las normas del comercio internacional y que el atún proveniente de México sea distribuido en tiendas departamentales y de autoservicio.

Con autorización en mano, el gobierno mexicano se dio a la tarea de realizar una lista con los posibles productos que sufrirían las represalias comerciales. Entre los eventos que se han expuesto se destaca el de incluir un arancel de hasta el 75% a la fructuosa. Según afirman azucareros y cañeros mexicanos, este producto ingresa al país con valores económicos que están muy por debajo de los verdaderos.

Según relata El Universal, “el presidente de la Cámara Nacional de las Industrias Azucarera y Alcoholera, Juan Cortina Gallardo, dijo que el gobierno federal analizaba incluir a la fructuosa dentro del paquete de productos a sancionar porque entra declarando un precio por debajo del que verdaderamente tiene en el mercado”.

El mismo medio agrega que este tema está relacionado “con otro conflicto comercial que existe entre los dos países en el mercado de endulzantes, porque Estados Unidos quiere renegociar el acuerdo azucarero de diciembre de 2014 y con ello restringir más la calidad del azúcar que entra a su territorio”.

En definitiva, lo que pretende el gobierno mexicano es “negociar la azúcar que entra a Estados Unidos, pero también la que ellos envían a ese país. De hacerse efectiva esa norma las empresas afectadas serían Archer Daniels Midland, Cargill y Tate & Lyle”, tal y como describe Segundo Enfoque.

Se espera que en las próximas semanas las autoridades mexicanas den a conocer otros grupos de productos importados desde Estados Unidos que seguramente podrían enfrentar represalias drásticas similares a las que se enfrentará el mercado de la fructuosa.