México rechaza ser denominado segundo país más mortífero del mundo
Share this on

México rechaza ser denominado segundo país más mortífero del mundo

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) y la Secretaría de Gobernación rechazaron públicamente el estudio en el que México está catalogado como el segundo país más violento del mundo, tan solo superado por Siria. Según las entidades gubernamentales el estudio se fundamenta en ciertos aspectos que no son muy claros para realizar un dictamen tan delicado como el emitido contra el país.

El reporte publicado por el ‘International Institute for Strategic Studies’ (IISS) y que lleva por nombre “Armed Conflict Survey 2017” (ACS) se basa en el estudio de diferentes países en donde la violencia ha sido una constante durante el último año.

Según las cifras expuestas en el ACS, durante el 2016 en México se reportaron un total de 23 mil muertes, la mayoría de ellas atribuidas a la guerra del narcotráfico. Esa cifra lo ubicó por debajo tan solo de Siria, que registró 50 mil decesos y por encima incluso de países como Irak y Afganistán, con 17 mil y 16 mil muertes respectivamente.

“La cifra de muertes en México sobrepasa las causadas por conflictos en Afganistán y Somalia. Esto es aún más sorprendente, considerando que las muertes por conflictos (en México) son, en su mayoría, atribuibles a armas pequeñas”, dijo John Chipman, director ejecutivo de IISS en declaraciones reproducidas por el Huffington Post.

Entre tanto, Anastasia Voronkova, editora de la encuesta, reconoció el imacto que causa el hecho de que México haya quedado situado por encima de países que permanentemente viven un estado de guerra, como Irak y Afganistán, pero explicó que esto tiene como explicación la difusión que se le da a los distintos escenarios por parte de los medios de comunicación.

“Las guerras en Iraq y Afganistán cobraron 17,000 y 16,000 vidas respectivamente en 2016, aunque en letalidad fueron superadas por los conflictos en México y Centroamérica, que han recibido mucha menos atención de los medios de comunicación y la comunidad internacional”, expresó Voronka, tal y como reseña el portal Expansión.

Respecto a los años anteriores, la cifra de muertes violentas en México ha presentado un incremento notable. Según lo registrado por el IISS, en el 2015 se presentaron 17 mil decesos, mientras que en el 2014 fueron 15 mil.

De las 152 mil muertes que se registraron durante el 2016 a nivel mundial, 39 mil se dieron en América Latina. México concentró el 58.9% de esos decesos, incluso superando a Honduras, El Salvador y Guatemala, países que conforman el ‘Triángulo del Norte’, región considerada como la más violenta del continente.

“Lo que está pasando en México es muy alarmante. La violencia es extensa, 22 de los 32 estados registraron un aumento de la violencia el año pasado”, le indicó a El Universal, Antonio Sampaio, experto en seguridad del IISS, una de las mayores autoridades globales en el ámbito militar y de seguridad.

Una vez conocido el reporte del IISS, el gobierno mexicano se pronunció al respecto mediante la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) y la Secretaría de Gobernación.

Uno TV reseñó que “las dependencias aseguraron en un comunicado conjunto que las cifras del origen de dicho documento son desconocidas, que sólo reflejan estimaciones basadas en metodologías inciertas, y que aplican términos jurídicos de manera equivocada”.  Además manifestaron que las “conclusiones no tienen sustento en el caso de México”.

Las entidades gubernamentales también cuestionaron la fuente de la cifra de muertes que utilizaron para ubicar a México en el segundo lugar del tráfico escalafón. “La estimación total de homicidios dolosos a nivel nacional en 2016 aún no ha sido publicada por el INEGI, por lo que se desconoce el origen de la cifra utilizada en el reporte” señalaron en el comunicado.