Una tribu indígena se opone al muro fronterizo de Trump
Share this on

Una tribu indígena se opone al muro fronterizo de Trump

Desde que Donald Trump fue elegido como presidente de los Estados Unidos, un tema que causó bastante polémica e hizo eco en diferentes medios internacionales fue la intención del mandatario estadounidense de levantar un muro en la frontera con México. Pues bien, las reacciones de los mexicanos respecto al anuncio de Trump no se hicieron esperar y muchas fueron las voces que cuestionaron y reprocharon semejante decisión.

En los últimos días una voz más se unió a las que están en contra del polémico muro. Se trata de la tribu binacional Tohono O´odham, un grupo de indígenas que dicen habitar desde hace incluso siglos los estados de Arizona, Estados Unidos, y Sonora, México.

“Nosotros somos desde antes de que existieran México y Estados Unidos”, dijo a El Universal, Óscar Velázquez, uno de los gobernadores de los Tohono. “Así como la fauna salvaje, que ‘es sagrada’, (la tribu) ha cruzado libremente la frontera”, señaló.

El líder indígena fue contundente al sentenciar su rechazo al muro: “no permitiremos que nos pongan muros, que no sólo atentan contra los usos y costumbres, sino también contra la flora y fauna de la reserva”, sostuvo.

Actualmente esta tribu se encuentra un poco dividida, ya que en el año de 1853, el por entonces presidente de México, Antonio López de Santa Anna, vendió la región de La Mesilla, dejando de este modo la mayor parte de los indígenas en el estado de Arizona, lugar en el que viven aproximadamente unos 28 mil. Mientras tanto, una minoría que no supera los 3 mil permanece en territorio mexicano, tal y como lo expone Vanguardia.

Ese medio hace referencia a los aspectos que aún mantienen unidas a las tribus de ambos países: “Comparten 120 kilómetros de frontera, los ríos Gila, Colorado y Sonoyta; y usos, costumbres, espiritualidad y misticismo”, destaca el portal informativo.

El sitio de reunión de la tribu es la iglesia de San Francisco Xavier, ubicada en Magdalena de Kino, un pueblo al norte del estado de Sonora. Entre los meses de septiembre y octubre se puede presenciar  a los integrantes de los Tohono O’odham que viven en territorio estadounidense desplazarse caminando desde Arizona hasta el templo religioso.

Mientras que el grupo étnico espera el apoyo y la oportuna intervención del estado mexicano para evitar el levantamiento del muro divisorio, su jefe máximo, Verlon José, quien reside en Arizona, se aferra a defender el territorio de su gente, si es el caso, arriesgando su propia vida: “El muro se va a construir sobre mi cadáver”, asevera. “Deseo luchar y trabajar junto a mi pueblo para que realmente podamos proteger la parte de este lugar llamado los Estados Unidos; no solo para nuestra gente sino para el pueblo estadounidense” enfatizó el líder indígena en declaraciones recogidas por Excelsior.